Spence: Brook debió abandonar o su ojo tendría daño permanente

El invicto olímpico Errol Spence Jr. llegó a su máximo potencial en la noche del sábado, ante una multitud hostil de 27.000 aficionados en Bramall Lane.

El norteamericano se enfrentó con uno de los boxeadores más experimentados como lo es Kell Brook en el patio trasero del campeón.

Después de dos caídas, Spence, (22-0, 19 KOs) se convirtió en el primer estadounidense en destronar a un inglés en suelo británico en casi una década, cuando detuvo a Brook, (31-2, 25 KOs) en el undécimo asalto de acción. La victoria le dio a Spence el campeonato welter de la FIB.

Después de nueve rondas competitivas de acción, Spence bajó Brook en el décimo. El campeón tomó una gran cantidad de castigo, pero volvió con fuerza en el último minuto, pero Spence le hizo frente a su último ataque. Spence volvió al ataque en el undécimo, y Brook, bajó a la rodilla al suelo que provocó el conteo del árbitro Howard Foster, quien finalizó la contienda.

“No creo que haya quedado algo en Brook. Estaba herido. Yo le estaba pegando con un montón de buenos golpes. Él estaba fatigado y, básicamente, se rompió el ojo de nuevo. Por lo tanto, tuvo que dejar de pelear. Si no lo hacía, me habría quedado lanzando golpes sobre él y si continuaba golpeándolo, su ojo podría tener una lesión permanente. por lo tanto, es una buena cosa que él haya parado para que pueda seguir con su carrera después de que se cure”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!