Por qué Mayweather tiene todo para vencer a McGregor

Don Dinero lo hizo de nuevo. Solo él podía convencer a Floyd Mayweather para abandonar su muy holgado retiro para calzarse nuevamente los guantes y volver a subir a un cuadrilátero. La prueba en su 50ª pelea como púgil profesional, por la que se conjetura que percibirá una bolsa de más de 100 millones de dólares, será muy distinta a las 49 anteriores, ya que su contrincante será un hombre que jamás afrontó un combate de boxeo, ni profesional ni amateur: el irlandés Conor McGregor, multicampeón de artes marciales mixtas (MMA). Más allá del atractivo publicitario que genera el choque, resulta difícil imaginar un enfrentamiento con equivalencias. A priori, el estadounidense, quien parece haber impuesto su poder para fijar las pautas de combate, parte con una ventaja considerable.

El principal motivo para pensar en un duelo desigual es el más evidente: será una pelea de boxeo. “McGregor es el mejor peleador de MMA libra por libra, pero el éxito en un deporte no garantiza el éxito en otro”, analizó algunas semanas atrás el excampeón Oscar de la Hoya, cuando este espectáculo todavía era una conjetura. Floyd combatirá en su hábitat natural, en el que desarrolló una trayectoria de 19 años que cerró en septiembre de 2015 con un registro inmaculado de 49 victorias y títulos mundiales en cinco categorías distintas (superpluma, ligero, superligero, welter y superwelter). En cambio, el irlandés deberá transformarse en boxeador en apenas un puñado de meses de preparación.

Las diferencias entre ambas disciplinas son muchas y muy marcadas. Las MMA combinan técnicas y tácticas de distintas artes marciales y deportes de contacto como el judo, el jiu jitsu, el muay thai, el kick boxing y la lucha. En los combates, en los que la pelea se desarrolla tanto de pie como en el suelo, se utilizan golpes de puño, patadas, agarres, lances, palancas, inmovilizaciones y estrangulaciones. Acostumbrado a manejar ese abanico de recursos, McGregor deberá acotarlo a los golpes, bloqueos, barridas y desplazamientos propios del boxeo.

El europeo también deberá adaptar sus movimientos a un espacio que le es ajeno. Las peleas de UFC, la principal compañía de la especialidad a nivel mundial, se practican en un octógono de 69 metros cuadrados, mientras que un ring de boxeo es mucho más pequeño: tiene una superficie mínima de 24,01 metros y una máxima de 47,61 metros, un lugar en el que Mayweather se desplaza como pez en el agua.

McGregor, un noqueador contundente (consiguió 19 de sus 21 triunfos por esa vía), también verá reducido el poder de sus puños por el cambio de guantes: en MMA se utilizan los de 4 onzas con dedos libres, mientras que los de boxeo, de 10 onzas y que recubren toda la mano, amortiguan mucho más el impacto de los golpes. Será otra ventaja para Floyd, un estilista que ostenta un porcentaje de nocauts mucho más bajo (26 en 49 victorias) y solo terminó antes del límite uno de sus últimos 10 combates.

El desafío físico plantea interrogantes para ambos. Mayweather, de 40 años, llegará al combate del 26 de agosto en Las Vegas con una inactividad de casi 24 meses (su última presentación fue el 12 de septiembre de 2015, cuando batió por puntos al haitiano Andre Berto). Sin embargo, el cuerpo ha sido un gran aliado a lo largo de su carrera, ya que siempre exhibió una preparación impecable. McGregor, de 28 años, contará con la ventaja del calendario, pero al mismo tiempo asumirá por primera vez un combate que podría durar 36 minutos (será a 12 asaltos de tres minutos cada uno). En MMA, las peleas son más breves (tres rounds de cinco minutos cada uno, cinco rounds en duelos por título del mundo) y solo una vez en su trayectoria llegó a permanecer 25 minutos en el octógono.

Para este combate, que será supervisado por la Comisión Atlética del Estado de Nevada, el peso máximo establecido será 69,850 kilos (154 libras), el límite de la categoría superwelter de boxeo, en la que Mayweather realizó solo tres peleas (ante Oscar de la Hoya, Miguel Cotto y Saúl Canelo Álvarez). Antes y después, desde 2006 hasta su retiro, reinó en la división welter (66,678 kilos). Por su parte, el irlandés es monarca ligero, que en MMA tiene un peso límite de 70,300 kilos.

Por clarin.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!