Amplia gama de posibilidades para Pacquiao si vence a Horn

Un mundo de posibles rivales espera por la victoria de Manny Pacquiao, y es que así como hay gente que cree que el filipino está ya cerca del retiro, hay una fila no corta de peleadores que consideran un combate ante la estrella del boxeo mundial como un escaparate que puede representar algunos millones y una oportunidad sin igual.

Por Salvador Rodríguez | ESPN Digital

De ganar la pelea, al menos 10 opciones tendría Pacquiao de continuar con su carrera profesional y de hacerlo con un rival de mayor nombre que Jeff Horn, a quien debe apartar del camino para mantenerse como campeón Welter de la Organización Mundial de Boxeo y en la escena boxística principal.

En peso welter, tan sólo por mencionar a los campeones, peleas ante Keith Thurman (CMB/AMB) y Errol Spence (FIB) podrían ser espectaculares, ya que los dos han mostrado su gran calidad, aunque obviamente las expectativas que hay por el segundo son mayores dado que muchos expertos le consideran como la siguiente gran figura del boxeo estadounidense.

Pero sin necesidad de ser campeones, habría llamativos combates para el filipino con peleadores como Shawn Porter, Kell Brook o Amir Khan, los tres excampeones del mundo, el primero con buen cartel en suelo americano y los otros dos con la posibilidad de incluso abrirle espacios en suelo inglés.

Otra posibilidad es reabrir las heridas del pasado y quizá buscar una revancha con Floyd Mayweather o también ante Juan Manuel Márquez. Si bien los fans se decepcionaron de la primera pelea con ‘Money’ y difícilmente producirán los millones de la primera pelea, quizá con una buena campaña pueda traer de vuelta al ring a Floyd, mientras que Márquez, quien ha batallado para concretar su regreso y con la pelea ante Miguel Cotto en veremos, tendría un espacio para buscar la quinta pelea.

Pero si lo que quiere es darle la bienvenida a un peleador que venga de las 140 libras, y que además sea llamativo, entonces debería abrirle las puertas a Mikey García y a Terence Crawford, por mencionar a un par interesante, pero seguramente Adrien Broner y hasta Lucas Matthysse levantarían la mano para enfrentarlo.

Así que con 38 años, y quizá muy pocas peleas en el tintero para él previo a su lanzamiento por la presidencia de Filipinas, porque seguro lo va a hacer, Pacquiao sigue siendo un imán, hoy principalmente, para peleadores sedientos de buscar en su nombre una catapulta hacia la fama, reconocimiento y bolsas multimillonarias.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.