Abusaba de sus rivales hasta que recibió una paliza

Charlie Zelenoff recibió una lección a manos de un chico de 16 años. El boxeadorllevaba tiempo abusando de sus rivales hasta que recibió su merecido. Zelenoff engañaba a otros luchadores, alegando que buscaba sparrings para entrenar y quedaba con ellos en gimnasios, pero cuando estaban practicando, el boxeador se ponía serio y los atacaba con todas sus fuerzas.

La situación se repitió en numerosas ocasiones, y de hecho Zelenoff presumía de tener un récord de 134 victorias, logradas con ese engaño. Sin embargo, la tortilla se le giró cuando se encontró con un sparring mejor que él. Un chico de 16 años que, al ser atacado, se sobrepuso al boxeador y le dio una fuerte paliza.

Por lavanguardia.com

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.