Vitali Klitschko reta a Joshua para vengar la derrota de su hermano

El mayor de los hermanos Klitschko, Vitali, quiere volver a ponerse los guantes para vengar la derrota de su hermano Wladimir. El político y exboxeador de 46 años, anunció en la Convención del WBC de Azerbaiyán, que está dispuesto a enfrentar al campeón del mundo del peso pesado Anthony Joshua. Su último combate fue hace 5 años cuando ganó por KO técnico a Manuel Charr para defender su corona mundialista del WBC por undécima vez consecutiva.

Vitali Klitschko se retiró con una marca de 45 victorias -42 KO’s y dos derrotas-, habiéndose proclamado campeón del mundo en dos ocasiones. Su combate más destacado es reconocido como uno de los grandes combates de la historia del peso pesado, el del 21 de junio de 2003, cuando se enfrentó a Lennox Lewis, el campeón del WBC y el mejor peso pesado del momento. Las apuestas estaban a favor del británico pero Klitschko ansiaba volver a coronarse campeón, tras haber perdido su fajín WBO por lesión, cuando iba ganando claramente a Chris Byrd.

El aspirante ucraniano comenzó el combate muy bien, dominando la distancia y conectando al campeón con contundencia. El segundo asalto fue muy claro a su favor e incluso hizo tambalearse al campeón, pero una derecha de Lewis abrió un corte horrible en el ojo izquierdo de Klitschko. El campeón británico sabía que tenía que apuntar a ese ojo porque era su camino a la victoria. Así lo hizo y el médico obligó a parar la contienda en el sexto asalto para proclamar a Lewis campeón. Klischko estaba a favor en todas las cartulinas de los jueces por 58-56, pero los 60 puntos de sutura dejaban claro que el combate fue parado correctamente. Lewis se retiró tras el combate, parece ser que no quería volver a verse en un ring con el pegador ucraniano.

El WBC nombró a Vitali como el aspirante oficial al cinturón que Lewis había dejado vacante por su gran actuación. Su rival iba a ser, ni más ni menos que Corrie Sanders, el verdugo de hermano pequeño. Klitschko quería vengar la derrota, como con Anthony Joshua. Sanders aguantó en pie una tremenda paliza, hasta que en el octavo asalto el árbitro paró, correctamente, el combate.

“Me siento responsable”

El mayor de los Klitschko ha confesado que se siente culpable de la derrota de Wladimir en el estadio de Wembley. En la Convención del WBC declaró: “Me siento responsable de la derrota de mi hermano. Le dije que bajara un poco el ritmo tras tumbar a Joshua. Pensé que el británico no se iba a recuperar físicamente, pero lo hizo y noqueó a mi hermano”. Quiere volver a traer los cinturones a casa y vengar así, una vez más, a su hermano menor.

Vitali, actual alcalde de Kiev, pretende repetir esta hazaña ante un rival 19 años más joven, invicto y con un porcentaje de KO’s del 100%. Las posibilidades reales de que Klitschko pueda dar la sorpresa, en el hipotético caso de que se realice este combate, pasan porque el haya seguido entrenando habitualmente durante los 5 años fuera del ring. Fue un boxeador muy bueno, seguramente mejor que su hermano pequeño, pero la edad pasa factura, más aún si sumamos la inactividad. En caso de ganar a Joshua, algo bastante improbable, superaría al gran George Foreman en coronarse el campeón más longevo del peso completo. Foreman lo consiguió con 45 años venciendo a Michael Moore por KO, tras estar 10 años retirado, pero con una gran diferencia respecto a Vitali: Foreman hizo varios combates de rodaje antes, algo esencial para probar si podía competir otra vez al primer nivel.

Parece complicado que el deseo de Vitali se haga realidad, por su seguridad y porque Joshua tiene compromisos aparentemente más lucrativos. La propuesta ya está sobre la mesa y aunque Joshua no se ha pronunciado al respecto, seguro que su promotor ya está haciendo números.

Por elconfidencial.com

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.