Con la chance mundialista confirmada por la OMB, Narvaez espera al asecho

El púgil argentino Omar Narváez, ex campeón mosca y supermosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), combatirá con el ganador del pleito que sostendrán el actual campeón gallo de esta entidad, el sudafricano Zolani Tete, y el namibio Siboniso Gunya, el 11 de noviembre en Belfast, Irlanda del Norte, por el título de esa divisional.

Narváez, primero en el ranking de los gallos de la OMB, tendrá la oportunidad de conquistar un tercer cinturón, según lo resolvió hoy el Comité de Campeonatos de la entidad, que realizó su 30mo. Congreso Anual celebrado en un crucero que realizó una travesía por el Caribe.

El triunfador del cruce entre los africanos Tete y Gunya tendrá un plazo de 180 días para combatir ante el chubutense, quien adquirió la condición de retador obligatorio al vencer por nocaut técnico en el séptimo round al ruso Nicolai Potapov el 13 de octubre pasado, en el Estadio Obras de Buenos Aires.

Y tras conocerse el resultado los representantes de los pugilistas, Osvaldo Rivero, en el caso de Narváez, y su similar de quien resulte el ganador, tendrán que negociar la sede del combate y en caso de no ponerse de acuerdo, deberán hacerlo los promotores, porque de lo contrario el pleito será subastado por la entidad que tiene su sede en la ciudad de San Juan de Puerto Rico.

En tanto, el también chubutense Lucas Matthysse, ex campeón interino superligero de la AMB, quien está segundo en el ranking de los welters de la OMB, -detrás del filipino Manny Pacquiao- tendrá que esperar para acceder a una pelea titular, dado que para obtener una chance mundialista, antes el actual titular welter de la OMB, el australiano Jeff Horn, ganador de Pacquiao, realizará una defensa opcional ante el ucraniano Gary Crocunian y luego enfrentará al campeón superligero, el estadounidense Terence Crawford, que fue distinguido como el boxeador del año por la entidad.

Por ello Matthysse deberá realizar combates ante boxeadores de primer nivel en la divisional welter para mantener esa posición expectante en una categoría donde militan boxeadores de jerarquía.

El encuentro anual de la OMB se efectuó en aguas del Caribe, en el crucero Norwaigen Ski, que se inició en Miami, luego durante 36 horas permaneció en

La Habana, Cuba, pasó por Bahamas y luego retornará a su lugar de origen.Los dirigentes, boxeadores, empresarios y periodistas especializados de los cinco continentes no hicieron pasar por alto las consecuencias ocasionadas por los huracanes “Irma” y “María”, que azotó la región y dejó pérdidas humanas y materiales.

La OMB llevó a cabo una serie de donaciones a los afectados por el fenómeno climático, que consistieron en alimentos, vestimentas, combustibles y otros productos de primera necesidad.

El próximo Congreso Anual 2018 se llevará a cabo en Costa Rica, según lo anunciado por el presidente Francisco Valcarcel.

Por mdzol.com

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.