Dura sanción para Luis Ortiz tras doping positivo

En el equipo de Luis “King Kong” Ortiz aseguran que el pesado cubano estará peleando tan pronto como en enero, pero las últimas noticias no son nada alentadoras para el que fuera hasta hace unos meses aspirante al título mundial de su división.

Ortiz y su campamento viajará el viernes para entrevistarse con el presidente del Consejo Mundial del Boxeo, Mauricio Sulaimán, luego de conocer este jueves la suspensión hasta marzo del 2018 y la eliminación de contendor a la faja del orbe por parte de la Asociación Mundial debido a su falla en una prueba antidopaje.

“Estamos en estado de shock por esta decisión”, afirmó una fuente cercana al púgil. “Pero eso no nos impide buscar una pelea por el título en otro organismo de este deporte. El Consejo Mundial solo espera las pruebas de que la salud de Luis estás bien para darle luz verde a su carrera”.

Esta es la segunda suspensión de Ortiz, quien en septiembre del 2014 cumplió una penalidad de ocho meses por la Comisión Atlética de Nevada tras dar positivo a Nandrolona en los días de su victoria sobre Lateef Kayode.

Ahora se trataba de dos diuréticos contenidos en el medicamento Lozartan, utilizado para combatir la presión alta y prescrito de manera legal por un galeno que desde hace tiempo atiende la salud del cubano.

Ortiz falló en informar de esta medicina en el momento en que se le administró una prueba de la Asociación Voluntaria de Antidopaje (VADA) y esto no fue pasado por alto en las oficinas de la AMB.

“El estatus de Ortiz y su reconocimiento como retador obligatorio quedan revocados”, explicó la AMB en una declaración. “Ortiz será removido de los rankings de la AMB y no se le permitirá participar en peleas sancionadas por la AMB hasta dentro de un año [22 de septiembre del 2018]. Después de esa fecha, Ortiz puede pedir que se le levante la suspensión”.

De esta manera, el camino de Ortiz -de 38 años de edad- hacia una pelea titular contra Anthony Joshua queda cerrada por completo, mientras que permanece una ventana abierta frente a Deontay Wilder, quien defiende su faja del CMB este sábado en Nueva York contra Bermane Stiverne.

Fuentes del equipo de Ortiz confirmaron la presencia del cubano en esa cita. Será interesante la reacción de Wilder cuando vea en su silla al hombre que debió enfrentar este 4 de noviembre.

Por elnuevoherald.com

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.