Las mayores rajadas en la historia del boxeo

En el séptimo asalto Guillermo Rigondeaux le dijo a su esquina que no iba a seguir con su combate ante Vasyl Lomachenko. Perdía el invicto, el título WBO del superpluma que se jugaba esa noche y el WBA del supergallo que atesoraba, ya le habían avisa que se lo quitarían si perdía. No le importó nada, no salió en el séptimo aquejado de una lesión en su muñeca, aunque su inferioridad estaba siendo clara. Su abandono recuerda a otros que también se produjeron en grandes carteles.

1- Liston y Frazier abandonaron ante Muhammad Ali

Firmando exhibiciones Muhammad Ali es un experto, también viendo como sus rivales decidían no continuar. Le ocurrió varias ocasiones, pero sobre todo destacan dos. La primera cuando todavía era Cassius Clay y se enfrentó a Sonny Liston por su primer título Mundial. Ali dañó el ojo de su rival desde el inicio, éste intentó jugar sucio untando sus guantes con un produzco que afectó al joven Ali. Lo pasó mal, pero se repuso y cuando el campeón vio que era tremendamente inferior decidió no salir en el séptimo asalto.

El segundo abandono de un rival que sufrió Ali es quizá el más famoso. El estadounidense se enfrentó por tercera vez a Joe Frazier, pelea en Manila con un calor asfixiante y un intercambio de golpes durísimo. Ambos rozaban la deshidratación en el 14º asalto, sólo quedaba uno y ambos estaban exhausto. Los dos pensaron en abandonar, pero la pericia de la esquina de Ali fue clave. “Levantate que él no va a salir a pelear”, le dice Angelo Dundee a Ali. Lo hizo y ganó por retirada.

2- Roberto Durán abandonó ante Sugar Ray Leonard II

Roberto Durán venció en su primer combate a Sugar Ray Leonard, en la revancha ocurrió otro abandono histórico. Leonard aprendió de sus errores y no paró de moverse en todo el combate, eso frustró a Durán, quien tenía planeada una pelea a la corta. No estaba muy lastimado el panameño, pero en el octavo asalto Durán dijo que no salía. “Con este payaso no peleo más”, es la frase que ha saltado a la historia, aunque todavía hoy se duda de su veracidad. Sea cierto o no, Durán apuntó a “calambres estomacales” para abandonar. Esa fuer la versión oficial.

3- Pacquiao vio como De la Hoya y Morales se borraron

Otro de los grandes dominadores del boxeo mundial ha sido Manny Pacquiao, quien vio como en dos ocasiones, de manera clara dos rivales se borraron. La más flagrante quizá fue la de Erik Morales en su tercer combate. El mexicano cayó dos veces en el segundo asalto y otras dos en el tercero, en la última ocasión decidió que el castigo era excesivo y no se levantó. Podía haberlo hecho, pero esperó sentado hasta que el árbitro detuvo la pelea. En la otra ocasión, Pacquiao vio como De la Hoya no quiso salir al noveno asalto. El mexicano mandó a su esquina parar la pelea, en la que se escucha “el filipino es demasiado rápido”, no fue capaz de pararlo y decidió dejarlo. Fue su despedida del boxeo.

4- Chávez abandonó ante Óscar de la Hoya

Lo misma estrategia que utilizó Óscar de la Hoya en su último pleito la sufrió por parte de una de las leyendas mexicanas, Julio César Chávez. Un joven en progresión y una estrella que se comenzó a apagar, no volvería a ser campeón mundial, se enfrentaron. De la Hoya fue muy superior y la Chávez decidió abandonar asegurando tener un fuerte dolor en las costillas. Una versión que después no coincidió con “una molestia en el labio” que más tarde utilizaron para escusarse.

5- Oliver McCall se negó a pelear con Lennox Lewis

El último combate que recordaos quizá sea el más extraño que ha ocurrido nunca. Lewis había perdido su invicto ante McCall y ambos tuvieron su revancha tres años más tarde. Había muchas ganas de ver esa pelea, pero por un motivo que nunca se ha conocido (ese pleito fue en 1997), McCall sólo se dedicó a esquivar los golpes de Lewis, nunca respondió. En el cuarto asalto se negó a continuar y acabó llorando, tuvo muchas más peleas (39), pero ninguna de nuevo por un Mundial.

Por Alvaro Carrera

One thought on “Las mayores rajadas en la historia del boxeo

  • diciembre 13, 2017 at 4:44 am
    Permalink

    No vi por mucho que e repetido esta pelea superioridad marcada por vasyl lomachenko,así que en términos técnicos no observe golpe alguno de ninguna de las partes.golpes de lomachenko que se quedaron en los antebrazos del cubano,gancho al hígado del cubano que Loma se quejó como bajo pero el árbitro lo dejó como inadvertido. SI es real una lesión en la muñeca del cubano entonces tendríamos que recapitular la historia y dejar de atacar tan fuertemente al chacal aunque haya perdido su invicto,ahora afirmar que la pelea se decidió por superioridad del ucraniano,quienes lo expresan no saben nada de boxeo,tan siquiera han tenido en su vida una pelea callejeras. Hubo un ganador,pero en una pelea donde no se pudo medir nada.un rigo dedicado a la defensa y el agarre un Loma con ritmo de ataque.

    Reply

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.