Se prueba La Máquina

Si hay algo que nunca le faltó a Lucas Matthysse fue sacrificio y dedicación. Y ahora, ante la oportunidad de su carrera de convertirse en campeón mundial (fue interino en la categoría súper ligero), La Máquina se entrena bien duro. En Indio, California, guanteó con la promesa Vergil Ortiz.

Asentado en Estados Unidos desde hace ya algunas semenas, el chubutense aguarda por el combate del próximo 27 de enero, por el título mundial welter AMB, contra el tailandés Tewa Kiram. Lucas irá por la corona que le falta: falló cuando se midió con Danny García y también contra Viktor Postol.

Con confianza y muy ilusionado, Matthysse no baja los brazos y se prepara de la mejor manera de cara a la recta final. Los días anteriores había subido fotos y videos a las redes sociales corriendo en las montañas y haciendo fierros en el gimnasio.

Por ole.com.ar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.