Brian Castaño y Lucas Matthysse, en el rigor de California

Por Osvaldo Principi | La Nación

Siempre será imprescindible recordar que, hace más de una década, dos laboriosos campeones mundiales argentinos, Jorge Rodrigo “La Hiena” Barrios y Carlos Baldomir, dejaron, a modo de legado, un mensaje útil y productivo a sus colegas sobre los beneficios que otorgan el sacrificio, la soledad y la disciplina en las cercanías a una gran pelea. Y, sobre todo, el rédito que brinda invertir dinero en una buena preparación; generalmente, lejos de casa, en el exterior, reforzando los equipos con los mejores consejeros técnicos y sabios sparrings de oficio, aquellos que cobran 600 dólares por semana.

Cuando el santafesino Marcos “Chino” Maidana lo entendió, sus arduas concentraciones en el oeste americano, duras y a veces insoportables, lo llevaron a obtener los mejores resultados, entre 2013 y 2015, lapso en que gestó sus millonarios e inolvidables pleitos ante Adrien Broner y Floyd Mayweather.

Sin embargo, no siempre, fue escogida esta estructura de preparación y, en muchos casos, los desafíos mundialistas se perdieron sin pena ni gloria.

El bonaerense Brian Castaño, campeón mundial mediano junior (AMB), y el chubutense Lucas Matthysse, favorito a ganar el vacante título welter (AMB), saben que asumirán un papel trascendental para salvaguardar la reputación del boxeo argentino, en sus próximos cotejos. Por eso, junto con sus managers, decidieron volver al viejo libreto: ¡Al exterior y con los mejores!

Castaño viajará mañana hacia Los Ángeles junto a su padre Carlos, entrenador principal, Matías Erbín, preparador físico, y su hermano Alan, colaborador, para continuar con la premisa ligada a la segunda defensa de su corona ante el zurdo francés Cedric Vitu, de 32 años y un récord de 46 victorias y 2 derrotas, en París.

Sebastián Constursi, manager general de su equipo, cerró tal negociación con el abogado suizo Richard Schaefer, “divorciado” comercialmente de Oscar de la Hoya, y acordó con la promotora Ringstar las condiciones del match.

Castaño se preparará en el gimnasio de Manny Robles, en Norwalk, en las afueras de Los Ángeles.

Mientras tanto, Matthysse, de 35 años, y su manager, Mario Arano, decidieron variar, abruptamente, su vieja ideología de prepararse íntegramente en la Argentina, y desde los primeros días de diciembre se concentran en Indio, California, para su cotejo mundialista ante el tailandés Tewa Kiram, invicto ganador de 38 pleitos (28 KO) ante rivales ignotos.

El director técnico estadounidense Joel Díaz, uno de los favoritos de Oscar de la Hoya, pilar de Golden Boy Promotion, empresa que representa al púgil argentino, tomará a su cargo la puesta a punto del ex campeón welter junior que intentará conquistar el bicampeonato en el legendario Forum de Inglewood.

Tanto Brian como Lucas representan lo máximo del boxeo nacional, con postura de favoritos y potenciales ganadores, dentro del activo calendario competitivo del primer trimestre de 2018. Ellos y sus colaboradores entendieron lo que implica sobrevivir a una instancia cumbre y decisiva, no sólo en sus carreras, sino también en el andamiaje integral de la industria del pugilismo nacional. De ellos depende salvarla o hundirla en estos momentos.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.