Cargada la clase 2022 al Salón de la Fama de Boxeo

La cuenta regresiva para los potenciales candidatos al Salón de la Fama Internacional de Boxeo en la boleta del 2022 oficialmente comenzó. Y aquellos miembros de la Asociación de Cronistas de América tendrán una complicación en sus manos… literalmente.

La reglamentación del grupo de periodistas establece que los boxeadores deberán esperar un mínimo de cinco años desde el momento que anuncian oficialmente su retiro del deporte. Durante el 2017, un puñado de púgiles que lograron destacadas carreras dentro del ring anunciaron colgaron los guantes y serán mencionados hasta el cansancio como potenciales integrantes de la clase 2022. Para colmo, solamente los tres exboxeadores con la mayor cantidad de votos eventualmente serán exaltados al recinto.

Lógicamente salta a la mente Miguel Cotto. No solamente es considerado uno de los mejores boxeadores de su generación, debe ocupar uno de los primeros lugares en la historia de Puerto Rico. El púgil estableció ganó cetros mundiales en las 140, 147, 154 y 160 libras. Sería un milagro que otro púgil boricua lo iguale.

Durante su carrera, Cotto enfrentó lo mejor talento del momento. Estamos hablando de Zab Judah, Shane Mosley, Antonio Margarito, Manny Pacquiao, Floyd Mayweather Jr y Saúl “Canelo” Álvarez. Aunque terminó con una inesperada derrota ante Sadam Ali, al cagüeño le sobran los méritos.

Otro que debe tener un lugar seguro en Canastota, Nueva York es el mexicano Juan Manuel Márquez. También fue campeón en múltiples divisiones, pero es mejor recordado por sus batallas con Pacquiao. El dúo se enfrentó cuatro veces. Márquez no disfrutó del favor de los jueces en los primeros tres, pero en el último se revindicó con un fulminante nocaut. Sin dudas un candidato sólido en su primer año de elegibilidad.

Timothy Bradley Jr también luce como un candidato automático a la inmortalidad. Fue un sólido campeón que obtuvo triunfos sobre Pacquiao y Márquez. El estadounidense siempre demostró valor y gallardía dentro del ring. Aunque no alcanzó los niveles de popularidad de otros, presentó combate entretenidos. Cerró su carrera con balance de 33-2-1 con 13 nocauts.

Próximo bajo consideración está Andre Ward. Su paso por el boxeo es agridulce. Sobre el entarimado fue un extraordinario talento que se vio empañado por lesiones que forzaron largos periodos de inactividad. Ward limpió las 168 libras, incluyendo triunfos sobre Mikkel Kessler, Allan Green y Arthur Abraham.

Luego, subió a las 175 y venció dos veces a Sergey Kovalev, entonces reconocido como el mejor de la división. Culminó con récord de 32-0 con 16 nocauts. Pero, ¿hizo lo suficiente para ser escogido en su primera aparición en la papeleta? Eso es interesante debate, aunque me atrevía afirmar que no.

Y por último, pero no menos importante, Mayweather Jr. El Money May, sin dudas, ocupa un lugar muy peculiar en la historia del deporte. Ganó una medalla olímpica, campeonatos mundiales en tantos pesos que ya perdimos la cuenta y generó una tonelada de dinero.

Desde que venció a Conor McGregor, el Money Man ha dicho que no piensa volver al ring. ¿Se le debe creer? Encontrar una respuesta a esa interrogante es complicado. Descartar la posibilidad de que se amarre los guantes nuevamente por una exorbitante cantidad de dinero no sería sabio. Pero, como se trata de Mayweather, cualquier cosas puede pasar.

Otros candidatos que se retiraron éste año son: Wladimir Klitschko, Roy Jones Jr, Shane Mosley, Takashi Uchiyama y Ricardo Mayorga.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.