Ordenan un peleón en los Pesados: Dillian Whyte vs Luis Ortiz

Para Luis Ortiz la vida comienza ahora. Tras su peleada derrota en marzo pasado, el equipo del cubano se dio a la tarea de encontrarle nuevas avenidas a su carrera y la oportunidad parece tocar nuevamente a su puerta.

El Consejo Mundial del Boxeo (CMB) ha ordenado un combate eliminatorio entre Ortiz y Dillian Whyte (23-1, 17 KO) de donde saldrá el futuro oponente del campeón Deontay Wilder en la eventualidad de que la pelea contra Anthony Joshua no se materialice.

“Nos sentimos muy contentos de encontrar nuevamente una vía para pelear por el título del mundo”, apuntó Jay Jiménez, manager de Ortiz. “Estamos convencidos de que Luis saldrá vencedor y se verá frente a frente otra con Wilder en un combate que será dos veces más atractivo que el primero”.

Ortiz (28-1, 24 KO) cayó por nocaut en el décimo asalto de su primera cita contra Wilder en el Barclays Center de Brooklyn no sin antes poner en serios aprietos al rey del CMB en un séptimo round donde estuvo muy cerca de llevarse la victoria.

Hasta el momento en que cedió el combate en el décimo, Ortiz había dominado la mayor parte de la acción con un boxeo que hostigó e incomodó a Wilder para ganarse el respeto de aficionados y críticos.

“Aquí un asunto entre Luis y Wilder que no se ha terminado, que el público siente que no se ha terminado”, agregó Jiménez. “La gente siente que a Wilder se le ayudó algo. Luis va a estar en mejores condiciones para una revancha”.

Pero antes de pensar en un segundo capítulo en esta novelo, primero habrá que dilucidar el enigma de Whyte, quien un par de semanas después noqueó a Lucas Browne ante una abarrotada Arena O2 en Londres.

Whyte, quien combate bajo la bandera del conocido promotor Eddie Hearn, ha caído una sola ocasión en su carrera por nocaut en el séptimo asalto frente al propio Joshua, pero se mantiene en la elite de la división pesada.

El CMB ha dado un plazo de setenta días para finalizar el negocio y por el momento aparecen dos lugares como posibles citas de esta pelea: Las Vegas o Londres, donde el boxeo vive un momento apoteósico.

“Para Luis se abre de nuevo un abanico de posibilidades”, recalcó Jiménez. “Este combate contra Whyte será muy apreciado por el público. Luis nunca decepciona. Muchos consideran que él debió ganar en marzo contra Wilder, pero volveremos a él. Ya tenemos el camino”.

Por elnuevoherald.com

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.