Mikey García: Después de Easter Jr, quiero pelear con Lomachenko

Mikey García está poniendo sus palabras en acción.

El popular luchador mexicano-estadounidense podría hacer una defensa voluntaria de su título mundial y conseguir otra victoria, pero quiere enfrentar la mejor competencia posible.

García continuará con su objetivo de pelear la mejor competencia y unificar la división de peso ligero cuando se enfrente al campeón de la FIB Robert Easter, Jr. el 28 de julio en el Staples Center en Los Angeles.

La pelea a 12 asaltos se vivirá en Showtime.

García (38-0, 30 nocauts) presentará su título del CMB contra la Pascua. García, quien es originario de Oxnard y ahora reside en el área de Riverside, ganó el título de peso welter junior de IBF de manos de Sergey Lipinets en su última pelea el 10 de marzo.

García, de 30 años, ha peleado sus últimas dos peleas en las 140 libras, incluida su victoria por decisión unánime sobre Adrien Broner el 29 de julio.

“Estábamos peleando a 140 libras, pero siempre estaba decidido a volver al peso ligero”, dijo García en la conferencia de prensa del sábado en Los Ángeles para anunciar oficialmente la pelea. “La única pelea que tuvo sentido fue la unificación y el único luchador disponible fue Robert Easter. Es un campeón y el hombre a vencer”.

El 28 de julio marcará una especie de regreso a casa para García, quien peleará por primera vez en Los Ángeles desde junio de 2011, un lapso de siete años. García ha peleado en todo Texas, el área de la ciudad de Nueva York y Las Vegas.

“Es fantástico volver para finalmente darles a mis fanáticos aquí en el sur de California una pelea”, dijo García, quien es entrenado por su hermano mayor, Robert. “Les doy (a los fanáticos) un partido de unificación y la pelea más importante de mi carrera hasta la fecha”.

Easter (21-0, 14 KOs), que reside en Toledo, Ohio, ha logrado una carrera modesta desde que ganó el título vacante de peso ligero de la FIB en septiembre de 2016, superando a Richard Commey por decisión dividida.

Ha tenido problemas en sus últimas dos peleas, ambas victorias por decisión sobre Denis Shafikov y, más recientemente, el 20 de enero, Javier Fortuna. Es una de las razones por las que Easter buscó los servicios del entrenador Kevin Cunningham para la pelea de García.

“Hubo algunos ajustes que necesitábamos hacer”, dijo Easter. “Me estaba poniendo demasiado cómodo. Tenía que hacer algo para sacar de mi zona de confort. El entrenador Cunningham fue el tipo que me detuvo y me puso en la cola”.

Ahora que García ha vuelto a pelear como peso liviano, una pelea que los fanáticos del boxeo clamarán será una pelea de unificación con el recién coronado campeón de la AMB Vasiliy Lomachenko, quien sufrió un desgarro en la derecha durante su victoria sobre Jorge Linares el 12 de mayo .

Lomachenko se sometió a una cirugía hace más de una semana y es probable que regrese el 8 de diciembre, en caso de que el tratamiento y la fisioterapia se desarrollen según lo planeado. García está interesado en esa pelea, pero admite que debe pasar antes de Pascua incluso antes de contemplar esa pelea.

“Recibí mi pelea el 28 de julio, pero se ha hablado mucho sobre Lomachenko y yo el año pasado. Si supero a Robert Easter, Jr., sería un campeón unificado y la única otra pelea que tiene sentido es Lomachenko”.

Easter también está ansioso por un enfrentamiento en Lomachenko.

“Lomachenko y Mikey son dos tipos hábiles en la división de peso ligero y dos hombres con los que quiero pelear. Mikey y yo hablaremos en el ring”.

Por boxingscene.com

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.