Canelo-GGG II y varias unificaciones en el horizonte

Ya pasamos los primeros seis meses en 2018, un año que ha tenido altibajos en el boxeo. Como siempre, ha habido algunas peleas tremendamente emocionantes y algunas peleas que son pérdida de tiempo y provocaron sueño.

Pero a la mitad del año, ¿cuáles son las principales tramas de la llamada dulce ciencia? Aquí mis cuatro principales:


1. La telenovela Canelo-GGG

Después de que las estrellas de la división mediana empataran en una gran pelea de HBO PPV que muchos pensaron fue ganada por el campeón unificado Gennady Golovkin claramente ganó en septiembre pasado, todos sabíamos que se avecinaba una revancha y, después de difíciles negociaciones, la secuela estaba programada para el 5 de mayo. Si tan solo las cosas fueran así de fáciles.

Ya sabes la historia: Canelo Álvarez falló dos pruebas de drogas en febrero; fue suspendido por seis meses; GGG destruyó al apresurado retador bajo par Vanes Martirosyan en un evento reconfigurado pero se le despojó de uno de sus cinturones; GGG y Canelo aumentaron la mala sangre y la palabrería; las nuevas negociaciones pasaron la fecha límite de Golden Boy; GGG rechazó la oferta de Golden Boy de 60-40 y aguantó para pactar una división de 55-45, lo que provocó que el jefe de Golden Boy, Oscar De La Hoya, compensara la diferencia con Canelo de su propio bolsillo para cerrar el trato; y luego se negaron a encontrarse cara a cara en una conferencia de prensa. La revancha está programada para el 15 de septiembre en Las Vegas y será un monstruoso PPV. Será, por mucho, la pelea más grande del año, incluso más grande de lo que hubiera sido el 5 de mayo, suponiendo que nadie falle una prueba de drogas, lo que obligará a que se cancele nuevamente.


2. Las fallidas negociaciones Wilder-Joshua

Si Canelo-GGG II es la pelea más importante del año en términos de dinero, una pelea por el campeonato indiscutible de peso pesado entre Anthony Joshua-Deontay Wilder habría sido la más históricamente significativa, y también una de nueve cifras financieramente hablando. Pero después de mucho ir y venir, y las acusaciones de ambos lados sobre la veracidad de su interés en la pelea, no llegó a ninguna parte.

Al final, me parece, el campamento de Joshua simplemente no quería la pelea como su siguiente compromiso. En su lugar, Joshua peleará contra Alexander Povetkin (no es una mala pelea) el 22 de septiembre en el estadio de Wembley con Wilder, probablemente encaminado a otra pelea este otoño. Creo que Wilder habla en serio cuando dice que quiere desesperadamente la pelea de AJ. Después de todo, su equipo le ofreció a Joshua los $50 millones que dijo necesitaría para llevar a cabo la pelea y luego acordó pelear en el Reino Unido. Y cuando no hubo movimiento allí, Wilder decidió aceptar un mal acuerdo para la pelea: una bolsa plana de $15 millones en lugar de participación en las ganancias. Sin embargo, el promotor de Joshua y Matchroom Boxing, Eddie Hearn, fue a la pelea más pequeña de Povetkin con una oferta para pelear contra Wilder en abril en Wembley todavía sobre la mesa, asumiendo que Joshua venciera a Povetkin.

No espere que las negociaciones se vuelvan más fáciles ahora que Team Wilder ha dicho que ya no aceptará el tipo de trato que había acordado para una pelea de otoño. Esta saga continuará dominando el paisaje del boxeo por el resto del año y probablemente más allá.


3. El furor de streaming

El viejo modelo del boxeo en grande se ha vuelto loco. Sí, Showtime todavía realiza peleas importantes en su cadena, ESPN también lo hace ahora, y HBO continúa incursionando en eventos que no son de PPV, aunque no en peleas tan importantes como lo hizo alguna vez. Pero el futuro del boxeo es claramente el streaming, ya sea en su gran televisor con un fire stick, su tableta o teléfono. Te guste o no, es el futuro y el futuro es ahora.

Una gran parte del trato de Top Rank con ESPN incluye peleas regulares en su nuevo servicio de transmisión de ESPN+, ya sean cateleras promovidas por Top Rank o asegurar los derechos a peleas internacionales notables. Grandes peleas y grandes nombres seguirán en ESPN, pero también habrá grandes nombres y grandes peleas en ESPN+. Terence Crawford peleó por ESPN+ en junio y Manny Pacquiao estelarizará allí el sábado. En diciembre, el regreso luego de una cirugía del hombro del rey libra por libra Vasiliy Lomachenko se planifica para el servicio.

Y no solo ESPN hace una apuesta en streaming. El servicio de transmisión de deportes DAZN del Grupo Perform, que ya está disponible en varios países, se lanzará en los Estados Unidos en el otoño con el boxeo como una parte importante de sus ofertas iniciales. En mayo, anunció un acuerdo de ocho años por 1,000 millones de dólares para los derechos exclusivos en EE.UU. de los eventos de Matchroom Boxing desde Europa, así como una lista de 16 carteleras que tendrá lugar en los EE.UU. DAZN también aseguró los derechos de la segunda temporada del World Boxing Super Series, que pondrá en tres torneos de alto nivel a partir de septiembre.


4. Está en boga la unificación

Por lo general, es difícil conseguir la unificación del título y, aunque sigue siendo difícil, el 2018 ha sido un gran año para esto hasta ahora. Estamos viendo a los mejores enfrentar los mejores para tener claridad en algunas divisiones. Si bien no conseguiremos la pelea por el título indiscutido de peso pesado este año, tuvimos a Joshua derrotando a Joseph Parker para unificar tres cinturones de peso pesado, y eso no es todo.

Jarrett Hurd derrotó a Erislandy Lara en una pelea líder para Pelea del Año para unificar títulos de peso mediano junior; Oleksandr Usyk unificó dos títulos de peso crucero al derrotar a Mairis Briedis en las semifinales de la World Boxing Super Series y Murat Gassiev derrotó a Yunier Dorticos en una fantástica pelea en la otra semifinal para unificar los otros dos cinturones principales, con Usyk-Gassiev programado para la corona indiscutible el 21 de julio.

También hay otras peleas de unificación en calendario. El 28 de julio, Mikey Garcia y Robert Easter Jr. se enfrentarán para unificar cinturones ligeros y, Top Rank está considerando una pelea de unificación liviana para diciembre entre Lomachenko y el ganador de Raymundo Beltran-Roman Andreev. También veremos cinturones unificados en peso gallo y peso welter junior gracias a la alineación de boxeadires y títulos que estarán en la segunda temporada de la World Boxing Super Series.

Y también podríamos ver eventuales unificaciones a finales de este año o en la primera parte de 2019 en el peso welter (Errol Spence vs. el ganador de Shawn Porter-Danny Garcia), peso pluma (Leo Santa Cruz vs. Gary Russell Jr.), peso pluma junior (Isaac Dogboe vs. Danny Roman), gallo junior (Jerwin Ancajas vs. Kal Yafai) y una unificación fuera de la WBSS en el peso welter junior (Jose Ramirez vs. el ganador de Maurice Hooker-Alex Saucedo).

Por Dan Rafael | Escritor Senior de ESPN.com

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.