Regis Prograis asegura que no tendrá compasión ante Velasco

Cualquier cosa se puede esperar de Regis Prograis en el ring, menos compasión. Eso es algo ha definido al campeón interino de los súper ligeros en el Consejo Mundial de Boxeo y no pretende cambiar, ni el sábado contra Juan José Velasco ni en el futuro.

Prograis (21-0, 18 KOs) expondrá en casa la faja verde y oro del CMB ante el invicto Velasco (20-0, 12 KOs), en el evento principal de la cartelera que promueven Top Rank y DiBella Entertainment y que transmitirá ESPN desde la Lakefront Arena de Nueva Orleáns.

“No voy a decir que voy en busca del nocaut, pero voy a intentar hacerle daño a mi oponente. El boxeo es un deporte brutal, y así es como se supone que sea. Siento que soy un asesino. Por supuesto, soy amable. Puedo sonreír con usted, pero cuando llego al ring, soy un asesino”, dijo Prograis a Top Rank durante un entrenamiento público ofrecido el miércoles en territorio de combate.

“Cuando golpeo a alguien y sé que están heridos, entonces sé que los tengo. Todo el asunto es que, si los golpeo y veo algún tipo de debilidad en su cuerpo, o veo algo que está sucediendo, entonces sé que automáticamente lo tengo. Se acabó”, añadió el monarca interino.

Prograis espera ganar este sábado para ir luego a la World Boxing Super Series en busca de pleitos unificatorios y que a sus 29 años le permitan ganar fama y más dinero, pero eso es algo que Velasco pretende impedir, al estar bien preparado y sin presión alguna.

“La presión no es un problema para mí. La presión la tiene Regis. No se espera que yo haga mucho, lo cual está bien para mí. Demostraré que los expertos están equivocados”, comentó el argentino a Top Rank. “Siento que todo el mundo lo está apoyando a él, pero esta es una pelea arriesgada para Regis. Todos pueden hablar, pero el sábado él tendrá que pelear”, sentenció.

En la parte televisada de la función, el olímpico de sangre hondureña Teófimo López (9-0, 7 KOs) se medirá a William Silva (25-1, 14 KOs) en espera de dejar huella y conquistar la faja continental de peso ligero del CMB.

“Tengo 20 años ahora mismo. Seré campeón mundial cuando tenga 21. Luego voy a limpiar la división de las 135 libras. Y sí, sé que Vasiliy Lomachenko está en mi camino” dijo sin recato el neoyorquino. “Esta será mi última pelea con edad de 20 años, y sé que voy a dar otro gran espectáculo. Esto es real, damas y caballeros. El tipo con el que voy a pelear nunca ha sido noqueado, pero tampoco ha visto a nadie como yo. No puedo esperar a que llegue la noche del sábado. Tengo un montón de trucos bajo la manga que nadie ha visto”, culminó López.

Por Salvador Rodríguez | ESPN Digital

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.