Firpo y la “Pelea del Siglo”: una piña, dos asaltos, y para toda la vida

Hubo una noche, en la que el “Toro Salvaje de la Pampas”, hizo un “torazo en rodeo ajeno”. Sin embargo, esto no fue reconocido por las autoridades oficiales.

Hoy hace 95 años, el boxeador argentino Luis Ángel Firpo era protagonista de una de las veladas de boxeo más recordadas de la historia.

El 14 de septiembre de 1923, en el Polo Grounds de Nueva York y ante 80 mil espectadores (más los millones en Argentina que pegaban junto a él), Firpo enfrentó al campeón mundial Jack Dempsey en un combate que puede resumirse en “una piña, dos asaltos, y para toda la vida”.

A pesar de que el estadoundense tiró 7 veces al argentino, Firpo logró algo para el recuerdo en el primer asalto, cuando de un derechazo lo sacó del ring durante 17 segundos, aunque la negligencia del árbitro Jack Gallagher le permitió a Dempsey seguir peleando.

Todo terminaría en el segundo asalto, cuando el campeón defensor volvió a noquear al argentino ya de manera definitiva, lo que le permitió retener la corona. Tal fue el repudio y la controversia sobre ese final, que el propio Matt Groening recreó esa escena en uno de sus capítulos de Los Simpsons.

El propio escritor Julio Cortázar definió aquello como un “verdadero robo”: “Yo tenía en ese momento nueve años y aquello fue como una tragedia nacional, porque en la Argentina se consideró un robo al país aquella pelea. No faltaron los que pedían romper las relaciones diplomáticas con Estados Unidos”.

Incluso en un fragmento de Circe (1951), Cortázar hace referencia a la “Pelea del siglo”: “Vino la pelea Firpo-Dempsey y en cada casa se lloró y hubo indignaciones brutales, seguidas de una humillada melancolía casi colonial”. Esa noche, Firpo peleó con el húmero fracturado. Después de este acontecimiento, el árbitro Gallagher fue suspendido cinco semanas.

Por radiomitre.cienradios.com

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.