Moisés Fuentes: No voy a correr, chocaré con Chocolatito

Román “Chocolatito” González y el mexicano Moisés Fuentes reaparecieron ayer ante los aficionados y la prensa en uno de los dos cuadriláteros que adornan el interior del MGM Grand de Las Vegas, como parte de las actividades promocionales del combate entre Gennady Golovkin y Saúl “Canelo” Álvarez.

Fue una exhibición de la cual no puede sacarse ninguna conclusión. Lo único tangible es que el estado de ánimo de ambos púgiles es inmejorable. A pesar del desgaste, el nica luce relajado, sin deshidratación, incluso, tuvo tiempo para tomarse fotos, firmar autógrafos, sonreír y gritar: ¡Viva Nicaragua, viva México!

Fuentes fue el primero en subir al ring junto a su entrenador Jorge Barrera. Hizo algunos ejercicios de sombra, posó para las cámaras y posteriormente se bajó del entarimado para hablar con los medios. Al mexicano se le ve muy confiado, tanto así que no descarta un triunfo por nocaut, un resultado que en los mejores tiempos de Román se hubiese considerado como una utopía, sin embargo, hoy está en el tapete de los pronósticos, pues el estado mental del tetracampeón tras un año de inactividad y dos derrotas durísimas contra Srisaket Sor Rungvisai, es una incógnita.

“No voy a correr, saldré a pelear. Román está lastimado, viene de problemas con su país, eso es lo malo de Román, ya perdió la humildad, el gimnasio. En el boxeo nada está escrito. No sé cómo venga preparado y tampoco sé si ya recuperó la motivación. Lo único que puedo advertir es que la pelea será un intercambio de golpes desde el primer asalto. Sería un gran sueño retirar a Román González.  No tengo un gran boxeo, siempre confío en mi pegada, voy a salir con todo”, dijo Fuentes.

“No puedo confiarme”

Un hecho lamentable fue que a Román no se le ha permitido hablar con algunos medios locales. Esta decisión no es del peleador, sino de su manejador Carlos Blandón, quien sí se muestra abierto para con los periodistas extranjeros. Lamentable postura. Igual que en Los Ángeles, previo al segundo duelo con Sor Rungvisai, el trato con la prensa nica ha sido lamentable. Es ilógica esta actitud, sobre todo porque los periodistas pinoleros, en su mayoría, le han defendido del mar de críticas que en los últimos meses se le ha levantado.

No obstante, se rescataron algunas declaraciones de Román durante una entrevista que concedió a CNN. En estas exaltó las virtudes de Moisés Fuentes, también señaló que desea establecerse en las 115 libras, a pesar de que hace unos días había dicho que su deseo era buscar un título en 118.

“La motivación del pueblo y mi familia me hizo regresar al ring, lo estuve pensando mucho. Me siento feliz porque hice un gran trabajo en el campamento. Fuentes es un excampeón del mundo, un peleador bueno, él tiene muchas ganas de derrotarme y sé que se ha cuidado bien para este combate. No puedo confiarme porque ningún rival es pequeño. Lo que venga es bienvenido, decisión o nocaut. Quiero adaptarme a las 115, dar una gran pelea contra Fuentes y volver a ser campeón del mundo”, puntualizó el exnúmero uno del mundo libra por libra.

Por elnuevodiario.com.ni

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.