Oleksandr Usyk, el indiscutible boxeador del año

Siempre por estas fechas hay un debate honesto sobre quién garantiza los honores de boxeador del año. Puede haber dos o tres candidatos dignos y puede ser una decisión difícil.

Este año fue tan fácil como puede ser el elegir al campeón mundial de peso crucero indiscutible Oleksandr Usyk como el boxeador del año de ESPN.com en 2018.

Usyk ya tenía un currículum lleno de logros impresionantes antes de que comenzara el año. Ganó la medalla de oro de peso pesado en los Juegos Olímpicos de 2012. Y en su décima pelea profesional, superó a la estrella polaca Krzysztof Glowacki – en Polonia – para tomar su título mundial de peso crucero para romper el récord de división por el menor número de peleas necesarias para ganar un título mundial, superando al gran Evander Holyfield, quien ganó un cinturón de peso crucero en su pelea 12

Pero en 2018, Usyk agregó considerablemente a ese currículum con un año fantástico en el que hizo más historia.

Usyk (16-0, 12 KOs), de 31 años, de Ucrania, se fue de 3-0 con cada una de las victorias en el país de origen de sus oponentes. Ganó el Trofeo Muhammad Ali como el vencedor en el torneo de ocho hombres de la Super Serie Mundial de Boxeo y en el proceso se convirtió en el campeón indiscutible de peso crucero, el primero en esa división en la era de cuatro cinturones y solo el cuarto peleador en general en convertirse en un indiscutible campeón en la era de los cuatro cinturones al unirse a los medianos Bernard Hopkins (2004) y Jermain Taylor (2005) y al peso welter junior Terence Crawford (2017).

En enero, en las semifinales de WBSS, Usyk viajó a la ciudad natal de Mairis Breidis en Riga, Letonia, y ganó una decisión mayoritaria para unificar dos de los principales títulos mundiales de 200 libras.

En julio, en la final de la WBSS, Usyk viajó a Moscú para enfrentarse a su compatriota titular de dos cinturones, Murat Gassiev, en su territorio ruso y viajó a una parada virtual para unificar los cuatro títulos principales en una actuación virtuosa.

Por si acaso, Usyk regresó en noviembre y viajó a Manchester, Inglaterra, para defender todos los cinturones contra el británico Tony Bellew, un ex campeón de peso crucero que había estado peleando como un peso pesado pero bajó de peso para la pelea. Usyk anotó un sensacional nocaut de un golpe en el octavo asalto para hacer una gran reverencia a su tremendo 2018.

El manager Egis Klimas creía firmemente que Usyk merecía ser aclamado como el boxeador del año.

“Solo una cosa puede evitar que alguien no vote por él como el peleador del año y eso es porque no peleó en los Estados Unidos este año”, dijo Klimas. “Todas sus peleas fueron fuera de los Estados Unidos: Letonia, Rusia y el Reino Unido. Peleó en la carretera todas sus peleas y las ganó todas. Hizo historia. Fue el mejor año para él. Ganó el Trofeo Muhammad Ali. Él unificó los cuatro títulos. Nunca peleaba en su patio trasero, siempre en el camino. No veo otro nombre que pueda compararse a él “.

Nadie se compara con él.

Otros contendientes

2. Vasiliy Lomachenko: en mayo, el rey libra por la libra pasó al peso ligero para desafiar a Jorge Linares, el peleador número 1 en la división, por su título mundial. Pusieron una tremenda pelea en la que Lomachenko (12-1, 9 KOs), de 30 años, de Ucrania, desgarró el labrum en su hombro derecho en el segundo asalto y sobrevivió a una caída en el sexto round para ganar un título de 135 libras por impresionante nocaut de 10 asaltos

Fue una victoria que le dio a Lomachenko, un ex campeón de peso pluma y peso ligero junior, un título mundial en su tercera división de peso. El 8 de diciembre, Lomachenko se enfrentó a José Pedraza en una pelea de unificación de títulos y dominó. Derribó a Pedraza en dos ocasiones en el 11° asalto y ganó una decisión unánime.

3. Mikey García: con un fuerte deseo de ganar un título mundial en una cuarta división de peso, el campeón de peso ligero García, quien también ganó cinturones en peso pluma y peso ligero junior, subió al peso welter junior en febrero para desafiar a Sergey Lipinets, hasta entonces invicto, por su cinturón de 140 libras. García lo dejó caer en el séptimo asalto y ganó una clara decisión de reclamar el cinturón.

Luego, García (39-0, 30 KOs), de 31 años, de Moreno Valley, California, regresó al peso ligero, donde aún tenía un título, y se enfrentó con el también titular invicto Robert Easter Jr. en una pelea de unificación de julio. García manejó fácilmente la Semana Santa más grande, derribándolo en la tercera ronda en camino a una clara decisión unánime.

4. Anthony Joshua: La estrella más grande del boxeo, aparte de Canelo Álvarez, comenzó su año en marzo al ganar una decisión unánime contra Joseph Parker para unificar sus dos títulos mundiales de peso pesado con el cinturón de Parker.

En septiembre, Joshua (22-0, 21 KOs), de 29, de Inglaterra, se enfrentó al principal contendiente Alexander Povetkin, cuya única derrota anterior fue una decisión del entonces campeón mundial unificado Wladimir Klitschko en 2013, y lo eliminó brutalmente en el séptimo asalto.

Por Dan Rafael | Escritor Senior de ESPN

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!