Gvozdyk-Beterbiev: No siempre puedes conseguir lo que quieres

Por @FDGotelli

El Liacouras Center de Philadelphia será el testigo de la unificación más picante de las 175 libras este viernes entre Oleksandr Gvozdyk y Artur Beterbiev. Los dos llegan invictos y esta unificación de las coronas WBC e IBF del peso posiblemente les de paso a no solo ser el mejor en el peso sino que los sume al tan mentado ranking libra x libra.

La división de semicompleto es una de las mejores del momento. Lo es hace años. Bernard Hopkins, André Ward y otros ya no están pero que con el tiempo se renovaron con los sovieticos Dmitry Bivol, Oleksandr Gvozdyk y Artur Beterbiev. En los latinos se sumaron a Eleider Álvarez los mexicanos Zurdo Ramírez y Canelo Álvarez que ahora competirá con el decano de la categoría Sergei Kovalev.

Por lo que a pesar de la constelación de estrellas, este duelo entre Gvozdyk y Beterbiev toma un gran impulso por ver quién es el rey de las 175 libras. Gvozdyk asoma desde la armada ucraniana. Esa que lidera Vasil Lomachenko y que secunda Oleksandr Usyk. También adiestrado en las ligas amateur el europeo tras el bronce en Londres 2012 salió hacia el profesionalismo. Nada mal le ha ido con 17-0 y 14 KO. Además de una fulgurante victoria ante Adonis Stevenson en diez asaltos. Siempre estuvo bajo el banner de TR que lo llevó sin problemas al campeonato mundial.

Beterbiev unos años más veterano estuvo en dos Juegos Olímpicos pero no pudo sobresalir del todo. Tras su derrota en Londres 2012, ante Usyk dejó el amateurismo y se enroló en el profesionalismo, cambió varias veces de promotor el último paso lo dio de Hearn/DAZN a TR/ESPN.

En el apartado técnico, Gvozdyk es mejor. Si emueve más puede dejar el centro del ring y circular por sobre cuerdas sin problemas, siendo difícil de atraparlo. Tiene un gran jab, aunque aunque cuando ataca a veces se estaciona mas tiempo que el requerido y hasta recibe algún golpe de más como probando a su rival.

Beterbiev no es malo en lo técnico pero está claro que se basa en su potencia y empuje. Si bien noqueo a todos sus rivales puede llegar sin problemas a las doce vueltas. El único debe fue su caída con Callum Johnson hace un año pero tras el nocaut fue como si fuera un descuido.

Es obvio que Beterbiev irá hacia adelante pero Gvozdyk no escapará a todo momento, en esos cruces se define la pelea. Que tanto puede tomar uno del otro y que tanto pueden diferenciarse, además quien logre los ajustes para que las combinaciones puedan entrar y mellar el físico de cada uno.

Pero el fanatico del boxeo no siempre puede conseguir lo que quiere, si bien quejarse de los canales deportivos de esta región este año no es bueno, se comieron esta pelea y no la pasa. Sí, ni ESPN, ni TyC Sports o Fox Sports y ni tampoco llegado el no muy querido Golden. Una pena, en un gran año en donde se pasaron hasta en dos canales en simultaneo grandes combates.

Pinta buena pelea, un real 50-50 y ante ya dos probados boxeadores que tienen talento y calidad. Pero no siempre todo está a favor o mejor dicho teniendo todo a favor el boxeo puede arruinar, boicotear la pelea y hasta arruinarla. Un empate, una mala decisión o incluso que sea un viernes este pleito hace pensar en ese clásico de los Stones.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!