Tyson, su temor al SIDA y los boxeadores borrachos antes de pelear

Mientras se prepara para su regreso a los rings a los 54 años el 28 de noviembre frente a Roy Jones Jr., Mike Tyson habló este miércoles en el podcast Hotboxin, como acostumbra hacerlo, sobre algunos aspectos de su vida, que suelen resaltar por lo extremo y el descontrol de sus experiencias.

El excampeón mundial pesado no pudo evitar emocionarse al recordar a Tommy Morrison, también titular de la categoría en 1993, recordado por su papel de Tommy Gunn en Rocky V, junto a Sylvester Stallone. Morrison falleció en 2013 por complicaciones derivadas de su HIV, y Tyson recordó sus sensaciones de cuando se enteró de aquel diagnóstico.

“Siempre tenía miedo de hacerme la prueba del SIDA”, confesó, y repasó: “Estoy en una pelea, y Morrison estaba a punto de pelear, él era el luchador principal. Y luego entró un médico que es amigo mío y dice ‘no, no va a pelear esta noche, no creo que vuelva a pelear nunca’“. En aquel momento creyó que se refería a una lesión, pero el doctor le amplió: “No Mike, lo descubrirás… ya lo vas a averiguar”.

“El tipo tenía HIV, y cancelaron su pelea, el evento principal”, concluyó Tyson, quien enseguida se comparó: “Yo estaba como ‘mierda, si él se contagió… sé que él no se mete en más líos que yo y no hace las mierdas que yo hago’. Yo estaba como: ‘Maldita sea, estoy muerto’”.

Por último, sin dar nombres, Tyson confirmó la existencia de boxeadores de renombre que se emborrachan antes de los combates: “Ha habido peleadores que lo hacían. No pueden pelear sin beber, tienen que estar borrachos para pelear. No tienen valor, tienen que estar borrachos. Campeones del mundo. No pueden hacer esta mierda sin su maldito alcohol”.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!