Errol Spence, sobre el grave accidente con su Ferrari: “Descubres que no eres invencible”

Ha pasado poco más de un año desde que Errol Spence sufrió un grave accidente cuando circulaba con su Ferrari a gran velocidad la madrugada del 10 de octubre de 2019, un suceso que cambió la vida del boxeador para siempre.

“Ves la vida un poco diferente”, ha reconocido el púgil invicto (26-0, 21 KOs) de 30 años a TMZ. “Descubres que no eres invencible, por ejemplo, así que te preocupas mucho más por las cosas, asegurándote de pasar tiempo con tus seres queridos y cosas así”, reflexiona. “Nunca se sabe cuándo te vas a ir. Así que para mí lo importante es pasar tiempo con mis seres queridos”, añade.

Spence estuvo internado en la unidad de cuidados intensivos de un hospital de Dallas con lesiones graves. Salió despedido de su vehículo y el Ferrari quedó destrozado. “El Ferrari giró a la izquierda sobre la mediana y dio varias vueltas, expulsando al conductor, que no llevaba puesto el cinturón de seguridad”, explicaron los agentes entonces. Pero el actual campeón de peso welter del CMB y la FIB se recuperó completamente de sus lesiones y está entrenando para defender sus títulos contra Danny García (36-2) el 5 de diciembre. García se impuso sobre estrellas como Zab Judah, Amir Khan, Paulie Malignaggi y más.

Su regreso al ring y con Canelo en mente

Una vez recuperado, Spence ha querido recuperar su agenda. “No quería volver con calma. Me siento como si fuera el mejor de la división. Soy el mejor. Por lo tanto, quería la siguiente con el segundo mejor, que es Danny García“.

Se suponía que iba a luchar contra García antes del accidente, “así que decidí continuar con ello y luchar contra él en diciembre”, explica.

Si gana, Spence ya tiene otro rival en mente: Canelo Álvarez. “Sería una pelea impresionante con 160 libras, ¡especialmente si lo tenemos en el estadio de los Cowboys!”, dice.

Cree que luchar contra Canelo delante de 100.000 fans sería uno de los mayores eventos del boxeo.

Pocos días antes del accidente, Spence daba un salto cualitativo en su carrera trasderrotar a Shawn Porter por decisión dividida en un gran combate de ambos púgiles. El texano (aunque neoyorkino de nacimiento) se hizo con el cinturón de la WBC del peso wélter, que sumado al de la IBF, le convierten en el ‘capo’ de la división. Hace unos meses derrotaba a Mikey García de manera contundente en otro duelo también muy esperado.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!