“MARAVILLA” MARTÍNEZ ESPERA A LOS 46 AÑOS TENER UNA NUEVA CHANCE DE PELEAR POR UN TÍTULO MUNDIAL

El boxeador argentino Sergio “Maravilla” Martínez lamentó la muerte de Marvin Hagler y aseguró que pese a sus 46 años espera tener una nueva chance de pelear por un título mundial.

“La verdad es que la muerte de Hagler fue una muy triste noticia, dura, inesperada, pero el mundo sigue girando, es difícil de asumir y de digerirlo pero hay que hacerlo, otra no queda”, sostuvo Martínez desde Madrid, donde reside, en una charla con alumnos de la escuela de periodismo Deportea.

“Maravilla” Martínez está viviendo en Madrid, España, donde se entrena luego de decidir volver a boxear, tras estar varios años parado.

“Tengo más músculos ahora que en toda mi vida, algo maravilloso que me pase ahora, a los 46 años”, afirmó el ex campeón mundial de boxeo.

En carrera, Martínez fue campeón Mundial peso mediano The Ring y lineal (2010-2014); Campeón Mundial peso mediano CMB (2010-2011 y 2012-2014); Campeón Mundial peso mediano OMB (2010); Campeón Mundial peso superwelter CMB (2008-2010) y Campeón Mundial peso superwelter IBO (2003-2004).

“Muchos creen que me hice más fuerte a partir de las peleas o los títulos pero la realidad es que yo me hice más fuerte a partir de que empecé a hablar y la gente me empezó a conocer”, explicó.

A los 46 años, Sergio Martínez espera por una nueva chance por un título mundial y explicó donde radica su motivación, teniendo en cuenta su edad y que ya ganó todo lo que se podía arriba de un ring.

“Después de los 40 años funcionamos distinto, también la motivación, yo ahora me pregunto por qué lucho, por qué voy a boxear con pibes jóvenes y antes eso era algo natural”, comenzó sentenciando.

“Yo antes boxeaba porque era rápido, era fuerte, pero hoy en día creo que mejoré en talento, mejoré en experiencia, tengo menos pelo, como diría Bonavena, pero ahora cuando piso el ring se siente que cuando me desplazo es porque tengo que hacerlo y no por inercia como antes”, indicó.

Y agregó: “La mejora a nivel mental es brutal, soy otra persona y esto tiene que ver con la edad, con la maduración, con cosas en las que antes no pensaba ni tenía en cuenta”.

“Entiendo y soy consciente que necesito tiempo para llegar a un nivel alto de boxeo, en el que pueda tener la chance de pelear por un título, yo no quiero que me regalen la chance de pelear por el título, quiero ganarme esa chance. Quiero llegar a eso con un presente bueno”, subrayó.

El boxeador argentino tenía pautadas peleas para este inicio de año pero la pandemia obligó a suspenderlas.

“Todavía no hay novedades para pelear, había una chance para abril y me la pasaron para marzo, se cayó la de marzo y me quedé sin la de marzo y la de abril”, explicó.

“Estamos en una época complicada por la pandemia y no queda otra que esperar. Mientras tanto seguimos entrenando y preparándonos para cuando llegue la oportunidad”, completó.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!