Polémica por la muerte de Marvin Hagler: intentaron usar su deceso para una campaña contra la vacuna del coronavirus

El legendario Marvin Hagler, uno de los mejores púgiles de pesos medianos de la historia, murió este sábado a los 66 años, y tiñó de luto a varias generaciones del mundo del boxeo. Marvelous llegó a ser campeón indiscutible de su categoría entre 1980 y 1987 y protagonizó algunos de los combates más épicos de la época dorada de este deporte, enfrentando a otros mitos como Sugar Ray Leonard, Thomas Hearns y el panameño Roberto Mano de Piedra Durán. Justamente, una publicación de Hearns desató una teoría en redes sociales que fue tomada por movimientos antivacunas y obligó a la viuda del boxeador a aclarar la situación.

El sábado, antes de que se confirmara la noticia, el ex púgil norteamericano escribió en su cuenta de Instagram: “Un verdadero guerrero. Ore por el rey y su familia … ¡está en la UCI luchando contra los efectos de la vacuna! ¡Estará bien, pero podríamos usar la energía positiva y la oración para su recuperación completa!”. De inmediato, varios usuarios que se manifiestan en contra de las vacunas tomaron ese mensaje para generar miedo en las personas.

Fue por eso que Kay, esposa de Hagler, emitió un comunicado para aclarar la situación y descartar semejante teoría: “Fui la única persona cercana a él hasta el último minuto, y soy la única persona que sabe cómo fueron las cosas ni siquiera su familia conoce todos los detalles y NO acepto leer algún comentario estúpido sin saber realmente lo que pasó. Seguro que no fue la vacuna que causó su muerte. Mi bebé se fue en paz con su sonrisa habitual y ahora no es el momento de decir tonterías”.

Por su parte, el hijo de Hagler, James, comentó en diálogo con el sitio estadounidense TMZ que su padre había sentido dolores en el pecho y que tenía dificultades para respirar, motivo por el cual fue internado de urgencia en una sala de cuidados intensivos. Es importante recalcar que aún no se conoce un parte médico que detalle las causas que generaron ese cuadro.

Después de que su mensaje haya sido adoptado por los movimientos antivacunas, Hearns reapareció en las redes sociales para aclarar su mensaje anterior: “Nuestro amor y respeto para Marvin y su familia, esta no es una campaña contra las vacunas… es indignante tener eso en mente durante el fallecimiento de un rey, leyenda, padre, esposo y mucho más “.

Nacido el 23 de mayo de 1954 en Newark (Nueva Jersey), Hagler desarrolló su carrera entre 1973 y 1987 exhibiendo siempre un agresivo estilo y una poderosa pegada que le condujo hasta la cima de su categoría en 1980. Ese año, ganó los títulos de peso mediano del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) derrotando al británico Alan Minter en el tercer asalto en el Wembley Arena de Londres. En 1983 conquistó también el título inaugural de la Federación Internacional de Boxeo (FIB).

El estadounidense defendió la corona indiscutible en 12 ocasiones, incluyendo una recordada victoria por decisión unánime en 15 asaltos sobre Roberto Durán en 1983. En 1985 tuvo otra memorable batalla ante Thomas Hearns en Las Vegas en la que Hagler, con un corte en la frente y arriesgándose a que el árbitro parara la pelea, mandó a la lona a The Hitman con una demoledora derecha después de tres antológicos asaltos. Hearns se llegó a levantar pero acabó desfalleciendo en los brazos del árbitro Richard Steele.

A los 34 años, dio por concluida una carrera en la que registró 62 triunfos (52 nocauts), tres derrotas y dos empates. Tras colgar los guantes vivió un tiempo en Italia e hizo un intento fallido de lanzar una carrera como actor con papeles poco destacados en películas. En 1993 ingresó en el Salón Internacional de la Fama del Boxeo y posteriormente ejerció como comentarista deportivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!