Canelo Álvarez: “Cualquiera pudo volverse loco con un 5% de lo que tengo”

Saúl ‘Canelo’ Álvarez ha tenido un progreso impresionante tanto a nivel deportivo como en cuanto a lo monetario se refiere, pues tras sus múltiples victorias llegó el contrato con DAZN en 2018, mismo que se posicionó como el más lucrativo en la historia del boxeo al acordar 11 peleas por 385 millones de dólares, y aunque este fue roto sólo dos años después debido a que el pugilista alegó incumplimiento en las cláusulas, Álvarez es uno de los deportistas mexicanos más ricos de la historia.

El dinero puede hacer que muchos deportistas pierdan la brújula, pero ‘Canelo’ tiene claro que su familia, sobre todo su hija mayor, tiene el poder de ayudarlo para que haga lo correcto, y es que, según palabras del tapatío, cualquiera puede volverse loco con el 5% de su fortuna.

“En algún momento fue tanto que, a lo mejor me volví loco, pero fue cuestión de segundos (…) Pero cualquiera pudo volverse loco con un 5% de lo que yo tengo, es demasiado, lo que me ha ayudado es saber lo que quiero y en dónde estoy parado. Siempre he sido una persona que le llama más su familia, el gimnasio, que cualquier otra cosa. El día que eso no pase habrá personas que me lo dirán aunque me enoje”, dijo en entrevista con Javier Alarcón.

Álvarez, que ostenta un récord de 55 triunfos, una derrota y dos empates, venció el pasado mes de febrero a Avni Yildirim para defender sus cetros supermedianos de la AMB y el CMB, sin embargo, fue duramente criticado por enfrentar a un rival que no puso ningún tipo de resistencia, pero aseguró que “nunca tendrá contenta a la gente”, ya que “en otros países aplaudirían sus triunfos”.

Por ahora, el pugilista de 30 años de edad se prepara para medirse al inglés Billy Joe Saunders, quien posee el título supermediano de la OMB; dicha pelea se realizará el próximo 8 de mayo.

Soñaba con ser piloto de Formula 1

Antes de estar convencido de querer ser boxeador profesional, ‘Canelo’ pensó en ser piloto de Fórmula 1, pero no tenía el dinero suficiente para volver esto una realidad, así que optó por seguir los pasos de su hermano mayor.

“Mi sueño era comprarme una casa y tener un Ferrari. De chiquito decía que quería ser piloto de Fórmula 1, lo soñaba, pero con qué dinero, porque necesitas un gran respaldo para eso y en mi pueblo ni cómo encontrarlo. Hubiera encontrado algo para dedicarme, tal vez hubiera puesto muchas paleterías en México”, sentenció.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!