Ebanie Bridges, de las críticas por pesarse en tanga al impactante castigo que recibió sobre el ring

Una velada boxística en el SSE Arena de Londres regaló uno de los mejores combates femeninos que se hayan visto en los últimos tiempos. Con el calor del momento, incluso, algunos aventuraron que ha sido de lo mejor de la historia. Se trató del choque de este sábado entre Shannon Courtenay y Ebanie Bridges que terminó con una imagen impactante.

La británica castigó con dureza a su rival australiana. De tal forma que el ojo de Bridges quedó completamente hinchado y cerrado: puro párpado, toda inflamación.

Ebanie ya había estado en el centro de la escena al participar del pesaje en ropa interior, lo que le había valido duras críticas de parte de su rival. “Dicen que quieren aumentar el público; yo quiero eso pero por las razones correctas. Hay mujeres que se rompieron el lomo para abrirnos camino y no para ponernos en esta posición y hablar de la ropa interior”, dijo Courtenay.

Luego añadió: “Tengo una hija de 14 años, mis entrenadores tienen hijas, quiero ser un buen ejemplo; quiero mostrar mi trabajo, mi dedicación, que es lo que nos trae hasta acá, no el hacer alarde de nuestro cuerpo”.

La situación motivó a Mikaela Mayer, campeona mundial, a defenderla con fiereza: “Yo me pongo lo que me hace me hace A MÍ sentir sexy y segura y ella tiene derecho a hacer lo mismo“, escribió en su cuenta de Twitter.

La previa ya había sido picante y el combate no estuvo exento de grandes impactos. Quedó a la vista con el tremendo castigo que recibió Bridges en su ojo izquierdo, lo cual, sin embargo, no le impidió llegar a las tarjetas en toda una muestra de valentía.

De todos modos, el triunfo fue para Courtenay, que se llevó las tarjetas de forma unánime (97-94; 98-92; 98-92) y conquistó el título mundial gallo de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!