Tyson vs Holyfield: un combate retro que vale millones

La nostalgia ha devuelto a la pantalla viejos programas de televisión o películas clásicas reinterpretadas para una nueva generación de espectadores. Algo similar podría concluirse del próximo gran evento que espera el mundo del boxeo: la pelea entre los excampeones del mundo de los pesos pesados, Mike Tyson y Evander Holyfield.

Los veteranos exboxeadores -54 y 58 años, respectivamente- negocian la posibilidad de enfrentarse en un combate de exhibición el 29 de mayo en el Hard Rock Stadium de Miami. Tyson y Holyfield han llevado parte de esas tratativas a las redes sociales, alimentando la especulación de los fanáticos en torno a un histórico tercer round entre ambos. El boxeo ya los puso frente a frente en 1996 y 1997; esa última pelea dejó uno de los momentos más polémicos, bizarros y recordados del deporte: la mordida de Tyson a Holyfield en la oreja.

Aún quedan detalles por cerrar sobre el nuevo enfrentamiento, pero trascendió que Tyson se llevaría un cheque de US$ 25 millones por aceptar subirse al ring una vez más para pelear con Holyfield.

Tyson cobraría US$ 25 millones por el tercer combate con Holyfield

Los dos excampeones están intentando recuperarse de sus malas decisiones de negocios y vidas conflictivas.

Holyfield pasó por tres divorcios y fracasó en varias inversiones (un negocio de restaurantes, un sello discográfico y una línea de productos para la parrilla). Su fortuna, alguna vez superior a US$ 200 millones, se esfumó. Hoy tiene una empresa promotora de eventos, Real Deal Sports & Entertainment.

Tyson también besó la lona. Se retiró del boxeo en 2006, luego de haber reinado entre 1987 y 1990. En el pináculo de su carrera llegó a acumular más de US$ 600 millones en el banco. Pero sus gustos caros y exóticos (desde tener tigres de bengala como mascotas a autos deportivos de US$ 500.000), dos divorcios, su adicción a las drogas y la huida de los sponsors (luego de que fuera enviado a la cárcel al ser hallado culpable en un caso de violación), dilapidaron su fama y su fortuna. En 2003, se declaró en bancarrota.

En los últimos años, el exboxeador ha intentado levantar su imagen y sus finanzas con apariciones en series de televisión y películas y más recientemente se convirtió en anfitrión de su propio podcast (Hotboxin’ With Mike Tyson) con buen suceso. El año pasado cocreó Legends Only League, un ciclo de eventos de exhibición protagonizados por glorias del deporte.

Pero la verdadera fuente de recuperación económica del exboxeador es Tyson Ranch, la empresa de producción y venta de marihuana y productos de cannabis medicinal que cofundó con el exjugador de la NFL Eden Britton. Al mes, facturan US$ 500.000, informó el diario The Sun. El rancho, situado en California, ocupa 40 hectáreas; a futuro instalarán un resort y una «universidad» para cultivadores de marihuana.

Entretanto, con la pelea de la nostalgia tanto Holyfield como Tyson ganarían por knock out abajo del ring más allá de quien levantase el puño en gesto triunfal al final de la velada.

Dos series biográficas en preparativos

La vida de Mike Tyson dará el salto a la pantalla con dos series biográficas. Hace unos días, la revista Variety informó que el actor Jamie Foxx interpretará el rol del excampeón de boxeo en la serie «Tyson», producida por Martin Scorsese (aún no se confirmó qué canal o plataforma de streaming lo emitirá). En paralelo, Hulu está desarrollando una miniserie sobre el boxeador, aunque el proyecto no cuenta con la bendición del propio Tyson.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!