Lucas Matthysse, el último gran noqueador argentino

Por Bob Ventura | serargentino.com

Lucas Mathysse tenía dinamita en las manos.

Este sureño, hijo de Trelew y de un boxeador, hermano, tío, sobrino y cuñado de otros más, pegaba tan fuerte que hasta Mike Tyson lo elogió en la revista The ring. Lo que le valió estar entre los pocos argentinos que lograron ser tapa del afamado magazine. También su pegada y su récrod hiiceron que Oscar de la Hoya lo eligiera como pupilo. El gran Oscar, que hasta bajó a Buenos Aires para sumarle prensa a un Mathysse solitario, retraído, poco amigo de la exposición y los medios. Su record final fue de 39-5, con 36 KO. Vaya pegada que tenía.

Por si ésto no fuera poco, era guapo. Pocos saben que cuando perdió el título con Danny García, peleó con el pómulo quebrado. Así y todo, fue por puntos. “La Máquina” sufrió solo dos KO. Uno cuando resignó su segundo título contra Manny Pacquiao. Lo condenaron porque decían que Manny estaba grande… me pregunto qué dirán esos mismos a cerca del filipino ahora, que volvió a ser campeón a los 40, ganándole a Adrien Bronner. Perdió contra uno de los más grandes del boxeo.

En nuestro país, Lucas fue uno de los más grandes. Integró la Triple M, con el Chino Maidana y Maravilla Martínez. Último trío de eximios peleadores locales. Hay que remontarse hasta los 90 para encontrar a otro trío semejante: Látigo Coggi, Locomotora Castro y el Zurdo Vazquez.

https://www.youtube.com/watch?v=KJYXyLu7nT0

Su primer título (Superligero CMB) lo ganó frente a Ajose Olesegun; el segundo (Welter AMB) a Tewa Kiram. En el camino quedaron boxeadores de la talla de Prodovnikov y Molina, y las injustas derrotas frente a otros dos grandes: Judah y Devon Alexander.

Fueron 14 años de un box inolvidable y, encima, en su carta de despedida escribió varias veces la palabra “Gracias”. Somos nosotros los que tenemos que estarle agradecidos.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: