Marvin Hagler, la leyenda del boxeo que falleció a los 66 años

Pocas veces hay tanta unanimidad en el boxeo como a la hora de hablar de Marvin Hagler (62-3-2 con 52 KOs), que falleció anoche a los 66 años en su casa de New Hampshire, “de forma inesperada”, según informó su esposa en un mensaje en redes sociales. Hoy todos se refieren a ‘The Marvelous’ (El Maravilloso) con una leyenda, como uno de los más grandes de la historia de su deporte, un icono del boxeo de los 80.

Hagler, que nunca fue noqueado, tardó 54 peleas en convertirse en campeón mundial del peso medio, pero su reinado se extendió posteriormente durante casi siete años. ‘Marvelous’, un apodo que el púgil integró legalmente en su nombre en 1982, tuvo una carrera amateur corta y rápidamente pasó al profesionalismo. Su primera oportunidad por el título fue en 1970 contra el italiano Vito Antuofermo, con quien hizo nulo.

Esto retrasó su coronación, que fue en el Wembley Arena un año más tarde, frente al local Alan Minter. Hagler salió fiero como era habitual en él y propinó un gran castigo al campeón. Después de tres asaltos se detuvo la pelea debido a los cortes en la cara del británico. El nuevo campeón se arrodilló en el centro del ring y comenzaron a llover todo tipo de objetos sobre el cuadrilátero. No pudo ni saborear el momento porque lo cubrieron entre todos los miembros de su equipo y se lo llevaron de allí.

Hagler contra Roberto Durán.
Hagler contra Roberto Durán.

Fue entonces cuando Marvelous Hagler bajó el ritmo de combates, pero su figura siempre será recordada porque no eludió -y menos aún siendo campeón- a ninguno de los gallos de su división. Se enfrentó a Roberto Durán en 1983 para convertirse en campeón indiscutido. Fue una batalla titánica de 15 asaltos en los que no hubo cuartel. El estadounidense se llevó el duelo por unanimidad. Fue mejor, sus combinaciones no cesaron y se mostró mucho más efectivo que el pañameño.

Posteriormente se mediría a Tommy Hearns, quien ya había protagonizado -fue noqueado- la pelea del año contra Ray Leonard (peso wélter), en 1981. Ningún amante del boxeo se olvidará jamás de este combate. Dos de los púgiles más hábiles de su generación salieron a un intercambio de golpes sin respiro que puso patas arriba el Caesars Palace. Protagonizaron el mejor asalto inicial que el boxeo haya visto, o la menos en un combate por el título. Un duelo de tal intensidad no podía durar mucho y en el tercer asalto, de nuevo la efectividad, unido a la capacidad de encaje de Marvin Hagler, decantaron la batalla.

Hagler contra Ray Leonard.
Hagler contra Ray Leonard.

Finalmente se enfrentó a Sugar Ray Leonard en 1987 en un combate en el que Marvelous, de 33 años entonces, era favorito. Su adversario llevaba tres años fuera de los cuadriláteros después de un desprendimiento de retina tras su combate contra Kevin Howard en 1984. Además, el aspirante peleaba fuera de su anterior categoría. La pelea estuvo muy reñida y para muchos ganó Hagler, pero los jueces otorgaron el triunfo a ‘Sugar’ por decisión dividida y con un 118-110 algo llamativo.

Leonard se retiró y no atendió al deseo de revancha de Marveolus, que al final también se jubiló. Hagler siempre dijo que se marchó como campeón pese a aquella derrota. Estos últimos años, quien fuera uno de los más grandes de su deporte y dos veces ‘Luchador del Año’ (1983 y 1985) por la revista The Ring, ejerció de embajador de la Fundación Laureus.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: