Qué pasó con con otros boxeadores que sufrieron una lesión similar a la de Billy Joe Saunders

A cuatro días de su derrota y pérdida del título de la Organización Mundial de Boxeo frente a Saúl “Canelo” Álvarez, Billy Joe Saunders se encuentra en recuperación tras una cirugía. En el octavo round, el mexicano ejecutó un upper sobre su rostro. El golpe le ocasionó la fractura del hueso orbital y la cuenca del ojo, por lo que también se ha puesto en duda su continuidad. Sin embargo, no se trata del primer caso, pues Antonio Margarito y Edgar Sosa sufrieron lesiones similares, mismas que fueron un trascendentes en sus carreras.

Edgar Sosa

El 21 de noviembre de 2009, Edgar Sosa se enfrentó al filipino Rodel Mayol en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. El originario de la Ciudad de México puso de por medio el cinturón otorgado por el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) para el campeón mundial en peso minimosca. Con un récord predominante por las victorias buscó retener el título, pero una táctica ilegal mal evaluada por los jueces condenó su derrota y una grave lesión.

El primer round, como en la mayoría de los combates, sirvió para medirse. A pesar de ello, la rapidez del filipino le permitió conectar el golpe más sólido del episodio. Para el segundo round, Sosa comenzó a buscar el espacio para conectar a su oponente, pero en un acercamiento fue víctima de un cabezazo. El mexicano quedó tendido por unos segundos.

Aunque logró ponerse de pie, su mejilla izquierda se inflamó. El juez decidió continuar con el combate, pues consideró que el golpe fue accidental y le quitó un punto al filipino. La guardia de Sosa comenzó a disminuir, por lo que cayó en una ocasión a la lona. Se reincorporó, pero Mayol lo llevó contra las cuerdas y el juez detuvo el combate, por lo que perdió el título.

La evaluación médica indicó que el excampeón sufrió una fractura en el hueso maxilar izquierdo derivada del contacto ilegal, motivo por el cual impugnó el fallo del combate. La lesión ameritó la colocación de una placa de metal por medio de cirugía. Estuvo inactivo siete meses, pero en su retorno pudo sostener 21 pleitos más hasta el año 2019.

Antonio Margarito

Casi un año después de aquel episodio, Antonio Margarito se enfrentó a Manny Pacquiao en el estadio de los vaqueros de Dallas. El 13 de noviembre de 2010 se puso en juego el título de peso superwélter del CMB y la pelea se extendió a lo largo de 12 rounds. La superioridad del filipino fue notoria a lo largo de toda la pelea, pues los jueces inclinaron en su favor las tarjetas.

El asalto más catastrófico fue el noveno, pues cuando el mexicano volvió a su esquina, su rostro lucía totalmente inflamado. El juez no frenó la pelea. Desde entonces, Pacquiao lo exhortó a decretar el fin. “Le dije al árbitro que mirase cómo tenía los ojos y sus cortes”, aseguró después de la pelea, pero el pleito cumplió con la duración reglamentaria.

En el hospital, los médicos encontraron su hueso orbital, así como la cuenca del ojo derecho fracturada. De hecho, la acción del equipo de Margarito fue duramente criticada por sus rivales. Freddie Roach, entrenador del filipino, reconoció la fortaleza del mexicano aunque dijo que “no me sorprendió su valentía, pero tiene la peor esquina en el mundo del boxeo porque probablemente han arruinado su carrera”.

Después de la cirugía, permaneció inactivo por más de un año. Finalmente, volvió al ring el 3 de diciembre de 2011 contra Miguel Cotto. No obstante, la pelea no concluyó, pues al décimo round el juez decretó la victoria del puertorriqueño. Después de ello, volvió a la inactividad por casi cinco años. Entre 2016 y 2017 boxeó en tres ocasiones más, todas ellas a su favor, y se retiró a la edad de 39 años.

La más reciente lesión en la memoria de la afición al pugilismo es la de Billy Joe Saunders. En su caso, se tuvo que reconstruir la cuenca del ojo, así como el hueso orbital derecho. Por ese motivo, aunque él se ha mostrado confiado en su retorno, algunos entrenadores y expertos han anticipado su retiro definitivo para no comprometer su salud.

Jamie Moore, un afamado entrenador en el Reino Unido, declaró después del pleito que “es el tipo de situaciones en las que se puede pensar si vale o no la pena arriesgar la salud por un objetivo a largo plazo, pero pienso que no continuará después de lo lejos que llegó” a la cadena IFL TV.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: