Cobró el Rey de las cachetadas: KO contra una mole polaca… ¿Y retiro?

El Rey de los Bifes retornó a los combates de cachetazos para recuperar su corona, pero no le fue nada bien. Luego de perder la definición por el título mundial de 2019 en Rusia, Vasily Kamotksy participó nuevamente de la competencia y cobró lindo: perdió por nocaut en la final del campeonato del mundo ante Dawid Zaleś Zalewski, un gigante polaco conocido como El Carnicero.

El mítico granjero siberiano retornó a la actividad en el torneo de PUNCHDOWN de Varsovia, Polonia, el que atravesó sin problemas hasta llegar al último enfrentamiento, donde terminó siendo derrotado por su rival a pesar de ser el favorito al triunfo. Antes de caer por KO, la leyenda rusa se abofeteó duramente con Zalewski, que previamente había noqueado a todos sus demás contrincantes.

El golpe final para Kamotsky llegó con el último tortazo del polaco, pero en los segundos previos al impacto, el granjero (con el rostro hinchado) ya mostraba signos de temor y su derrota se tornó previsible… ¿Habrá sido su última aparición? Si bien es todo un ícono en Rusia por su trayectoria en los combates de cachetazos, muchos fanáticos pidieron en redes sociales su retiro después de sumar otra derrota por el título mundial.

El Carnicero se proclamó como nuevo campeón, propiciándole al Rey de los Bifes la segunda derrota de su carrera. El año pasado, en abril, el gigante siberiano se enfrentó a una mole brasileña de 200 kg, con un desenlace que no dejó de sorprender: tras los golpes, ninguno cayó tumbado al suelo y el árbitro del duelo determinó el empate.

CÓMO SON LOS DUELOS DE CACHETAZOS

En Rusia creció de manera exponencial el interés por los duelos de bofetadas: dos rivales intercalan cachetadas y gana el que más resiste sin sufrir las consecuencias. En marzo de 2019, Kamotsky se coronó como el Rey de los Bifes luego de ganar el campeonato de Krasnoyarsk organizado por Siberian Power Show, donde noqueó a todos sus contrincantes y se llevó 30 mil rublos (lo equivalente a 420 euros). Lo curioso es que ni siquiera iba a ser parte del evento. “Yo en realidad fui para ver el espectáculo, pero mis amigos me aconsejaron que participara y me lancé”, contó el granjero en su momento.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: