“Fue de las más fáciles”: desde el entorno de Mayweather eligieron su disputa más sencilla

Por Juan Otharan – Minuto D

Floyd Mayweather disfruta aún los lujos que su carrera profesional en el boxeo le permitieron conseguir. El excéntrico, retirado desde 2017, a menudo recibe ofertas o provocaciones para volver, pero al momento le escapa a esa idea y solo conformó a los fanáticos con una exhibición frente a Logan Paul en el pasado mes de junio.

Money supo destacarse por su técnica como uno de los mejores en la historia del deporte y también por su estrategia defensiva, la cual le permitió ser casi inalcanzable en algunas peleas.

Dentro de un increíble récord imbatible de cinncuenta victorias, con 27 por la vía del nocaut, el norteamericano superó a grandes rivales como Óscar De La Hoya, Miguel Cotto, dos veces a Marcos Maidana, Manny Pacquiao y Conor McGregor. Estos dos últimos, fueron sus combates más redituables económicamente: sumó un total de 250 millones de dólares por vencer al filipino y, dos años después, en hasta ahora su última contienda profesional, se quedó con 160 millones de la divisa estadounidense al acabar con el irlandés.

Pero entre las más importantes también se encontraría una de las más sencillas que protagonizó Floyd Mayweather. Al menos así lo pronunciaron desde su entorno al referirse a la vez que aplastó a Canelo Álvarez en 2013.

Se trata de Leonard Ellerbe, amigo de mucho tiempo y gerente financiero del púgil de 44 años, quien en Twitter le respondió a un fanático, que le había comentado una publicación con la frase: “¡Estoy contigo Leonard! La gente olvida que Floyd usó la cara de Canelo como bolsa de velocidad”. A la afirmación, el empresario retrucó: “Lol, definitivamente fue una de las peleas más fáciles de Floyd”.

La publicación de Ellerbe sobre la pelea más fácil de Mayweather

La referencia fue dirigida a la disputa del 14 de septiembre del 2013 en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas. Allí un joven Canelo se plantó frente al ya campeón mundial Floyd Mayweather. La contienda duró los 12 asaltos con una clara supremacía del nacido en Michigan, que retuvo el cinturón WBA Superwélter y ganó WBC, The Ring y Lineal Superwélter.

Esa noche Money ejecutó perfectamente todo lo que un boxeador necesita hacer mientras pelea: mantuvo a Álvarez desequilibrado, fue defensivamente perfecto y contraatacó bien. La pelea también rompió todos los récords de PPV y fue la única mancha en la galardonada carrera del mexicano.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: