Juan Carrasco doblegó a Pérez y retuvo su corona Latina

Juan Carrasco se impuso sobre Antonio Pérez, por puntos, en fallo unánime, tras diez asaltos, y así defendió por primera ocasión su título latino ligero de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), en el combate estelar de la velada desarrollada el viernes por la noche en el Club Atlético y Biblioteca River Plate de Bell Ville, Córdoba, televisada en vivo a través de TyC Sports TyC Sports Play en su ciclo Boxeo de Primera.

Con un boxeo sólido y preciso, Carrasco (ahora 11-1, 6 KOs) doblegó a un exigente Pérez (9-2, 2 KOs), que llegaba en su mejor momento con cinco victorias en fila. En una pelea que fue de menor a mayor, el campeón, N° 3 del ranking argentino ligero, hizo pesar la contundencia de sus impactos en la primera mitad, en particular con sus cruzados al rostro y ganchos a las costillas. Así, aprovechó la diferencia acumulada, y en la segunda mitad, cuando el retador, N° 2 del mismo escalafón respondió, las emociones crecieron. Sobre el final, se cruzaron en intensos intercambios hasta la campana definitiva, para cerrar un intenso enfrentamiento.

Las tarjetas de los jueces expresaron lo sucedido, al fallar: Enrique Ferrero 97-93, Jorge González 98-92, y Argentino García 97-93, todas a favor de Carrasco.

 

 

Luego de un inicio de estudio, Carrasco fue acelerando hasta dominar las distancias y sacar diferencias con la profundidad de sus cruzados al rostro. A partir del tercer round, el campeón añadió sus punzantes ganchos zurdos a la zona hepática. Si bien el retador intentaba reaccionar con ráfagas, sus envíos aterrizaban más en la guardia de su rival que en pleno destino.

 

 

Más sólido y efectivo, el apodado “Titán” repetía sus profundos y pesados cross arribaRecién hubo que esperar al sexto round para que “El Bandido” acertara un boleado diestro pleno a la sien. Plantado en la corta distancia, intercambió a fondo con el campeón, con cruzados y ascendentes, elevando las emociones. A pesar de la reacción de Pérez, Carrasco lo frenó con autoridad, y en el octavo y noveno repitió sus sólidas derechas cruzadas arriba.

En el décimo llegaría lo mejor. Ambos se cruzaron prácticamente a cara descubierta con resonantes uppercuts y cruzados al rostro, que acusaron recibo en cada uno hasta la campana definitiva. Pero más allá del trámite equilibrado en los últimos rounds, las ventajas acumuladas para el campeón serían demasiadas. Así, llegaría la decisión y la primera defensa para Carrasco, que se ilusiona con más.

 

 

Con 29 años, Carrasco, que pesó 60,700 kg., defendió por primera vez el cetro que conquistó el pasado 19 de junio cuando dominó a Daniel Combi en fallo unánime. Sobre Pérez (61 kg.), que venía de cinco victorias en fila -incluido Combi por nocaut- y finalizando sobre Facundo Arce el 8 de julio, obtuvo su mejor victoria.

Más allá de los duelos principales, importantes nombres completan la noche. En el combate semiestelar de la noche, en categoría crucero, el invicto Ezequiel Acosta (80,500 kg. y 8-0, 6 KOs) dominó a José Yana (83,300 kg. y 7-5, 7 KOs), por puntos, en un amplio fallo unánime, tras asaltos, luego de ocasionarle una cuenta de pie en el segundo y otra en el sexto. Las tarjetas de los tres jueces, Jorge González, Argentino García y Enrique Ferrero, coincidieron en 60-52.

 

 

A los 24 años, Acosta sigue creciendo. Actual N° 1 del ranking argentino mediopesado, manejó el trámite a voluntad. Cada vez que se lo propuso, sacó diferencias. En el segundo round, cuando conectó con profundidad sus envíos, el árbitro Víctor Correa algo apresuradamente inició la cuenta de pie. El invicto extendió su dominio en los capítulos siguientes, pero sin acelerar. Hubo que esperar al sexto para que se decidiera a buscar la definición, y más allá de una nueva y precipitada cuenta de pie de Correa al perdedor, se llevó la holgada decisión.

En categoría pluma, regresó Diego Ruiz (55,500 kg. y 22-3, 11 KOs), que fuera campeón argentino y latino, y liquidó a Miguel Salazar (55,700 kg. y 8-12-2, 2 KOs), por nocaut técnico en el primer round, tras enviarlo al suelo tres veces en ese capítulo. Sin embargo, el árbitro Carlos Pedernera desconoció el reglamento -que indica que tres cuentas en un asalto significan nocaut técnico- y si no fuese por el fiscal Gabriel Tavella que lo advirtió, la pelea hubiese continuado.

En categoría superwelter, Marcelo Sánchez (67,200 kg. y 6-2-3, 1 KO) derrotó a Santiago Sánchez (66,300 kg. y 7-3, 4 KOs), por descalificación en el cuarto round, luego de enviarlo al suelo en el primero, pero además, que el perdedor recibiera el descuento de un punto en el tercero, otro en el cuarto, ambos por golpes bajos, y ante la reiteración de otro envío bajo el árbitro Gerardo Poggi lo descalificó.

En división welter, Diego Ramello (66,100 kg. y 5-1, 3 KOs) sufrió mucho pero detuvo a Ezequiel Sami (65,800 kg. y 6-9-1, 3 KOs), por nocaut técnico en el cuarto capítulo. El ganador se repuso a dos cuentas de pie en el segundo, y en el cuarto, primero le ocasionó una cuenta a Sami, y tras ello lo envió al suelo, por lo que el árbitro Víctor Correa señaló el final.

Finalmente, en peso supergallo, completan Rodrigo Ruiz (55,100 kg. y 4-0, 4 KOs) venció a Daniel Díaz (54,300 kg. y 3-5), por nocaut técnico en el primer episodio, luego de que el perdedor cayera y acusara lesión en su tobillo derecho.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: