La redención de Tily Maderna, la ex campeona mundial de boxeo que estuvo presa y vuelve a la cárcel para ayudar

Por infobae

María Elena Maderna nació hace 46 años en Rafael Castillo, partido de La Matanza. Su abuelo paterno, Pedro, era boxeador amateur en la localidad santafesina de Venado Tuerto. Fue él quien, cuando ella todavía era muy chica, le puso un sobrenombre con el que, tres décadas después, se consagraría, justamente, sobre un ring de boxeo: “Tily”.

Pero mucho tiempo antes de eso, a sus 21 años, cuando sufría graves problemas por el consumo de drogas, Maderna cayó presa y cumplió dos condenas por robo agravado en seis penales bonaerenses: las dos cárceles de Los Hornos, la de Azul, Bahía Blanca, Dolores y Mercedes.

Los primeros años de su detención, terminó la escuela Primaria e inició la Secundaria, pero se concentró en el deporte. Quería mejorar su físico para soportar el encierro e, incluso, llegó a pensar que, de esa forma, cuando saliera iba a correr más y mejor… Para volver a robar.

La semana pasada, Maderna comenzó con charlas y talleres en distintos penales bonaerensesLa semana pasada, Maderna comenzó con charlas y talleres en distintos penales bonaerenses

Un día, seis años más tarde, ya con 27, Tily abandonó definitivamente el anexo femenino de la Unidad N°5 de Mercedes con otra mentalidad. Estaba convencida de que no quería volver a prisión, no quería hacer sufrir a sus padres ni a su hija. Así, decidió dejar Rafael Castillo y trasladarse a la ciudad de Las Flores, a 187 kilómetros de Capital Federal.

En ese pueblo tranquilo, de poco más de 20 mil habitantes en el centro-oeste de la provincia, Tily trabajó como empleada doméstica, niñera y costurera hasta que conoció a un entrenador de boxeo que la acercó de nuevo al deporte de su abuelo Pedro. A los dos días ya estaba entrenándose, a la semana participó en una exhibición y a los 15 días se subió al ring para una pelea amateur que perdió por puntos, al igual que las tres siguientes.

Entre los 21 y 27 años, Maderna estuvo presaEntre los 21 y 27 años, Maderna estuvo presa

“Me decían que era vieja para arrancar a boxear. No les hice caso. Seguí entrenando y Dios me ayudó. Logré llegar al profesionalismo, gané tres peleas y me convertí en campeona argentina. Seguí ganando y fui campeona sudamericana”, recuerda ahora Tily. “El periodista Osvaldo Príncipi me presentaba en la tele como la rival de Las Leonas”.

En junio de 2013, durante una pelea en Las Flores, Maderna venció a la colombiana Emis Pacheco y se coronó campeona mundial en la categoría ligero. Luego, defendió el título en la cancha de Racing, en Avellaneda, donde la acompañaron cerca de 8.000 vecinos de Las Flores.

Para dar ese paso Tily resalta la decisión de haber dejado su ciudad natal y el apoyo del intendente de Las Flores, Alberto Gelené, en ese camino a su redención, en el momento en que más pensó en rendirse. “Me dio un subsidio y una vivienda, donde podía entrenarme. Le dije que quería una oportunidad, que si volvía a Rafael Castillo iba a volver al delito”, detalló.

En junio de 2013, Maderna se consagró campeona mundial de peso ligeroEn junio de 2013, Maderna se consagró campeona mundial de peso ligero

En la ciudad donde tuvo la oportunidad de desarrollarse, después Maderna instaló un gimnasio sobre la calle San Jorge, donde también funciona un merendero, al que asisten 63 niños y adolescentes, de entre 4 y 16 años.

“El deporte me hizo comprender más a las personas para ayudarlas, y a mí me sirvió para ser quien soy hoy. Luché por tener mi gimnasio para ayudar a los chicos para que no estén en la calle, porque en el deporte encuentran un desahogo”, dice Maderna, que ahora es madre de cuatro hijos y abuela de 11 nietos pero no para de entrenarse: sale a correr de 3 a 6 de la mañana, “antes de que las plantas liberen el polen”, explica. Después salta la soga y, de 19 a 22, perfecciona su técnica. “No le importa el frío o el calor, la lluvia o la humedad, siempre se entrena”, corrobora Marcos, su pareja.

Con el recuerdo presente de sus años en la cárcel, Tily decidió volver, pero esta vez para ayudar a los detenidos y detenidas que buscan, al igual que ella, una conexión con la actividad física: “Gracias al deporte no reincidí en el delito. Y quiero ayudar para que la disciplina, los valores que conlleva el deporte mantengan lejos del delito a los jóvenes. El boxeo me alejó de las drogas, me levantó la autoestima, me di cuenta que podía lograr objetivos y crecer, con sacrificio, con responsabilidad”.

Más de 20 mil presos participan de actividades deportivas en los penales de la provinciaMás de 20 mil presos participan de actividades deportivas en los penales de la provincia

Así, la semana pasada volvió a la Unidad N°33 de Los Hornos, donde encabezó una clínica de boxeo y se topó con una cara conocida: “Encontré a ‘La cordobesa’, una amiga de cuando yo había estado presa. Nos abrazamos. Ella sigue adentro”. Después estuvo también en la Unidad N°18 de Gorina, donde brindó una charla con su historia para las detenidas.

De acuerdo a un estudio del Servicio Penitenciario Bonaerense de agosto pasado, actualmente hay 20.674 personas privadas de libertad que practican actividades deportivas de manera formal y periódica. De ellos, 673 internos y 59 detenidas se inclinaron por el boxeo, con supervisión de profesores de educación física coordinados desde la Dirección General de Asistencia y Tratamiento del SPB y la Dirección de Deporte y Cultura del Ministerio.

Además, entre la población carcelaria, 13.402 internos juegan al fútbol, 863 al ajedrez, 1.167 al tenis, 947 al rugby y 147 al hockey femenino. También son populares el atletismo, las artes marciales, el baile, el básquet, las bochas, gimnasia, juegos de salón, musculación, tejo, ping pong, vóley y yoga.

"El boxeo me alejó de las drogas, me levantó la autoestima", contó Maderna“El boxeo me alejó de las drogas, me levantó la autoestima”, contó Maderna

“Necesitamos que los que cometieron un delito no vuelvan a delinquir, y para eso, conociendo las características de la población carcelaria que tenemos, debemos deconstruir valores naturalizados pero erróneos que traen, y para eso es que educamos con el deporte, como también con actividades educativas y laborales”, explicó la directora de Deporte y Cultura, Claudia Rodríguez.

Ahora Tily, con el apoyo del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y la subsecretaría de Deportes bonaerense, dictará próximamente talleres de boxeo en las Unidades N°8 y N°33 de Los Hornos, y el anexo femenino de la Unidad N°40 Lomas de Zamora.

Mientras continúa con las clases en el gimnasio, que todavía intenta mejorar: “Tenemos algunas necesidades para poder ayudar. Hoy por hoy, necesitamos un portón y materiales deportivos, y para el revoque del gimnasio que tengo en Las Flores, para que los chicos no sientan tanto frío en época de invierno”.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: