Escándalo en los JJOO: el boxeo en Río 2016 estuvo arreglado

Tras una seria y larga investigación del especialista en derecho deportivo, Richard McLaren, se comprobó que algunas peleas de boxeo en los Juegos Olímpicos de Río 2016 estuvieron arregladas por las autoridades para elegir el ganador. Los hechos fueron reconocidos por la Asociación Internacional de Boxeo (AIBA), que había encomendado este proceso.

El informe, que habla de al menos 11 combates amañados, explica detalladamente en sus 152 páginas cómo se arreglaban los resultados para que ganara quien tenía que hacerlo. De acuerdo a esta investigación, existía una “cultura de miedo, intimidación y obediencia” que permitía que las autoridades llevaran adelante estos manejos. Además de coimas, claro.

Siempre según este reporte, el método consistía en que AIBA -que en el medio cambió de presidente- contrataba a árbitros y jueces dispuestos a estas prácticas corruptas, que, a partir de sobornos, determinaban quién era el ganador. Lo que sucedía dentro del ring quedaba en un segundo plano en muchas ocasiones.

Uno de los casos más resonantes, y que sirve para graficar el dinero que se manejaba en estos casos, es de la semifinal de los 56 kg en el que el francés Sofiane Oumiha venció a un mongol y accedió a la final del torneo. Según una testigo, se repartieron 250 mil dólares a las autoridades, tanto jueces como al árbitro, para que esto suceda.

LA RESPUESTA DE LA AIBA

“Ahora debemos examinar cuidadosamente el informe y ver qué medidas son necesarias para garantizar la justicia. Lo importante es que nos aseguremos de que existen los mecanismos necesarios para demostrar que los resultados están por encima de toda sospecha”, afirmó en un comunicado el presidente ruso de la AIBA, Umar Kremlev.

El organismo mostró su preocupación por los hallazgos de la investigación independiente que lleva a cabo el profesor McLaren, que fue contratado por la actual directiva de AIBA al considerar que la gobernanza y la integridad deportiva y financiera no eran satisfactorias hasta ahora y que son necesarias reformas.

“El profesor McLaren investigará no sólo el torneo de boxeo de Río 2016, sino también todos los eventos clave hasta ahora para alcanzar la plena transparencia. La AIBA contrató al Profesor McLaren porque no tenemos nada que ocultar”, añadió Kremlev, que llegó a la presidencia en 2020.

Con anterioridad fue secretario general de la Federación Rusa de Boxeo en 2017 y en 2018 se incorporó a la junta directiva de la AIBA. Por lo tanto, no era una de las autoridades institucionales cuando estos hechos ocurrieron.

“Trabajaremos para incorporar cualquier recomendación útil que se haga. También nos asesoraremos jurídicamente respecto a las acciones posibles contra quienes se descubra que han participado en cualquier manipulación. No debe haber sitio en la familia de la AIBA para nadie que haya arreglado un combate“, insistió.

La AIBA anunció que los árbitros, jueces y oficiales técnicos designados para los próximos Campeonatos Mundiales de Boxeo masculino en Belgrado tendrán que superar unos criterios de selección muy estrictos, que incluyen la comprobación de antecedentes y otros controles, así como un proceso de formación ético.

El abogado canadiense Richard McLaren investigó la trama rusa de dopaje que desembocó en sanciones y otros procedimientos similares como el llevado a cabo en la Federación Internacional de Halterofilia, por lo que su nombre es reconocido en este tipo de circunstancias.

LONDRES 2012 TAMPOCO SE SALVA

McLaren asegura que CK Wu, por aquel entonces presidente de la AIBA, también amañaba duelos antes y después de los Juegos Olímpicos que se disputaron en el Reino Unido. La investigación indica que el chino, que también perteneció al Comité Olímpico Internacional, manifestó que los luchadores de Azerbaiyán no debían ganar medallas de oro en Londres.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: