Triller avanza con el show del 16 de octubre en el Barclays, sin Teofimo López-Kambosos

El espectáculo continuará para Triller Fight Club, aunque sin su evento principal originalmente planeado.

BoxingScene.com ha confirmado que aún hay planes para presentar una tarjeta de boxeo el 16 de octubre, una fecha en la que la empresa promocional advenediza apuntó a presentar el campeonato de peso ligero pospuesto a menudo entre Teofimo López Jr. y George Kambosos Jr., mientras que la pelea por el título permanece en limbo, y la pieza central de numerosas quejas legales, el elenco de apoyo impulsará el espectáculo que tendrá lugar en el Barclays Center en Brooklyn, Nueva York.

La cartelera previamente anunciada incluye una pelea de peso welter junior entre Daniel González (20-2-1, 7KOs) de la sección Woodhaven de Queens, Nueva York y el prospecto ruso con sede en Brooklyn Petros Ananyan (15-2-2, 7KOs). El director de operaciones de Triller Fight Club, Thorsten Meier, confirmó la incorporación del peso welter junior Cletus Seldin, una atracción popular originaria del este de Long Island que ahora tiene su sede en Brooklyn. Seldin, de 35 años (25-1, 21KOs), se enfrentará al brasileño William Silva (28-3, 16KOs) en lo que probablemente servirá como el principal apoyo de la noche.

El orden exacto de las peleas aún no está establecido, aunque se espera que se anuncie formalmente en los próximos días. Una absoluta es la exclusión de su atracción principal, ya que Triller ha renunciado a seguir adelante con López-Kambosos.

Sin embargo, la compañía no está completamente fuera del negocio de López. En una queja de ocho páginas presentada ante la FIB, una copia de la cual fue obtenida por BoxingScene.com, Triller pidió que Kambosos de Australia (19-0, 10KOs) sea removido de la posición obligatoria del organismo sancionador, lo que permitiría a López para enfrentar al próximo retador disponible. Isaac Cruz de la Ciudad de México (22-1-1, 15KOs) es actualmente el siguiente retador mejor clasificado, seguido por el argentino Gustavo Lemos, el ex campeón de peso pluma Lee Selby (a quien Kambosos venció el pasado Halloween para convertirse en el retador obligatorio) y los anteriores enemigos de López, Richard Commey. y Vasiliy Lomachenko.

Además de solicitar la eliminación de Kambosos, Triller también ha pedido a la IBF que libere el depósito del 20%, más de $ 1,200,000, que Triller debía colocar en custodia para asegurar los derechos de la pelea. Triller ganó una licitación el 25 de febrero al presentar una oferta de $ 6,018,000, superando con creces a Matchroom Boxing ($ 3,506,000) y Top Rank ($ 2,315,000), el promotor de toda la carrera de López. A López se le debía el 65% de la oferta ganadora, lo que se traducía en un máximo de $ 3,911,700, mucho más que sus días de pago combinados en victorias por el título sobre Commey y Lomachenko. La reducción restante del 35% de Kambosos fue de $ 2,106,300, al menos diez veces más de lo que ha ganado en cualquier pelea hasta la fecha.

Los planes originales requerían que Lopez = Kamboso aterrizara en la pelea por el título que planeaba presentar el 5 de junio en Pay-Per-View. Esa fecha se trasladó al 19 de junio en el Depot Park, hogar de los Miami Marlins de la Major League Baseball, solo para que el evento se cancelara después de que López de Brooklyn (16-0, 12KOs) dio positivo por Covid, un desarrollo que se conoció y se reveló formalmente. al comienzo de la semana de la pelea. Como resultado, Triller perdió millones en los costos de promoción y producción, además de casi dos docenas de luchadores programados para aparecer en la cartelera que de repente se quedaron sin pelea.

Los esfuerzos para reprogramar el evento resultaron en una batalla legal de verano entre López y Triller. López insistió en que la pelea tendrá lugar el 14 de agosto, la primera fecha publicada por Triller en su esfuerzo por reprogramar de inmediato el evento. En el momento de la queja oficial de López ante la FIB, Triller estaba buscando organizar el evento a mediados de octubre en el país de origen de Kambosos, Australia. López se opuso tanto a la fecha como a tener que viajar a un país donde se le requeriría estar en cuarentena durante 14 días a su llegada, dejándolo sin los medios suficientes para concluir el campo de entrenamiento para su segunda defensa del título de la FIB y primero como el campeón lineal y unificado.

El fallo final de la FIB se redujo a la mitad, otorgando una fecha límite del 17 de octubre para que se llevara a cabo la pelea, pero solo en un país que no requirió que ninguna de las partes se pusiera en cuarentena. Luego, Triller intentó organizar el evento en el Teatro Hulu del Madison Square Garden en la ciudad de Nueva York el 5 de octubre antes de aterrizar oficialmente el 4 de octubre, un lunes por la noche, y las entradas salieron a la venta a mediados de septiembre.

En un conflicto de programación al que Meier acepta la culpa, se decidió trasladar el evento, incluidos los actos musicales aún por anunciar, a una noche en la que no tendría que competir con Monday Night Football. Con el ajustado plazo establecido, se eligió una nueva fecha del 16 de octubre. Sin embargo, significó mudarse de la propiedad de MSG ya que los planes para moverlo a la sala principal no eran un comienzo ya que el lugar estaba reservado esa noche.

Esto llevó a mudarse al Barclays Center en Brooklyn, aunque el director ejecutivo de Triller, Ryan Kavanaugh, declaró prematuramente la medida como un trato cerrado. Kavanaugh le reveló al presentador de The MMA Hour, Ariel Helwani, que los planes ya estaban en marcha, aunque en un momento en el que ni López ni Kambosos estaban de acuerdo con la mudanza.

El padre de López y el entrenador en jefe, Teofimo López Sr., negoció un trato en nombre de su hijo, aunque en ese momento en un movimiento que no necesariamente estaba de acuerdo con el resto del equipo.

Sin embargo, la única firma que quedaba exigida era la de Kambosos.

Ese momento nunca llegó, con Kambosos, a través del abogado Greg Smith, uno de los principales litigantes del país y que también representa al rey libra por libra Saúl ‘Canelo’ Álvarez, presentando una queja por incumplimiento de contrato ante la FIB el martes, exigiendo que la pelea se lleve a cabo el 4 de octubre o que el organismo sancionador declare que Triller no cumplió con la subasta. Tal decisión daría lugar a que el depósito en garantía se dividiera 65/35 a favor de López, como fue el caso con la oferta de bolsa original si su pelea hubiera tenido lugar.

También resultaría en la exclusión de Triller de participar en las licitaciones de la IBF por un período de seis meses.

Desde entonces, Triller ha respondido con una queja propia, alegando que había cumplido con la demanda de la FIB de asegurar el viaje de Kambosos, originalmente intentando llevar al boxeador y su equipo de Australia el 24 de septiembre solo para cumplir con la solicitud del boxeador de cambiar la fecha. al 29 de septiembre.

Meier informó a BoxingScene.com que Kambosos y su equipo no llegaron al aeropuerto en la fecha, ya que United Airlines le informó a Triller que la compañía se quedó con $ 37,000 por no presentarse en boletos comprados. Fue suficiente para incitar a la compañía a lavarse las manos en última instancia con la pelea, en la que estima pérdidas por encima de los $ 8,000,000. Lo mismo se comunicó a la FIB el 30 de septiembre, donde Triller pidió que se ordenara una nueva pelea y que Kambosos fuera eliminado del ranking.

Los esfuerzos de BoxingScene.com para llegar a los representantes de la FIB en busca de comentarios no fueron devueltos mientras esto se publica, aunque el organismo sancionador ha pedido el viernes a ambos boxeadores que respondan al asunto antes de tomar una decisión final.

Mientras tanto, Triller seguirá adelante con sus últimos planes revelados de organizar un fin de semana de boxeo y música en Barclays.

El espectáculo del 16 de octubre servirá como un evento improvisado de TrillerVerz, con boxeo seguido de actos musicales. También hay un segundo programa exclusivo de música para el 17 de octubre, con Verzuz ya anunciando la fecha. Los artistas aún no se han revelado para esa noche, aunque la cuenta de redes sociales de Verzuz ofreció un póster con siluetas que sugerían una legendaria batalla de hip hop entre el propio Big Daddy Kane de Brooklyn y el KRS-One de The Bronx.

“Es por eso que Triller Fight Club se metió en el negocio del boxeo”, señala Meier. “No somos promotores. No tenemos un establo de luchadores y no estamos aquí para competir con los promotores de boxeo reales. Queremos brindar entretenimiento para los fanáticos del boxeo, una noche de boxeo con actos musicales para ayudar a atraer una nueva audiencia al deporte de una manera que el deporte no ha podido llegar a estos fanáticos ”.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: