Peralta dominó a Gudiño y retuvo, Leiva superó a Rocha

El doble olímpico y multicampeón Yamil Peralta dominó a Mariano Gudiño, por puntos, en un amplio fallo unánime, tras diez asaltos, y así defendió por primera ocasión su título argentino crucero y por segunda el latino crucero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), en uno de los combates estelares de la velada desarrollada el sábado por la noche en el Palacio de Los Deportes de Mar del Plata, provincia de Buenos Aires, televisada en vivo a través de TyC Sports y TyC Sports Play en su ciclo Boxeo de Primera.

En el otro combate estelar de la noche, Matías Leiva superó a Martín Rocha, por puntos, en un ajustado fallo unánime, tras diez asaltos, en categoría superpluma, y luego de un intenso espectáculo.

La pelea central dependió exclusivamente del campeón. Peralta (ahora 13-0, 6 KOs), olímpico en Londres 2012 y en Río de Janeiro 2016, actual N° 15 del ranking mundial crucero CMB y también campeón sudamericano crucero, dominó de principio a fin a Gudiño (14-5, 9 KOs), N° 5 del ranking argentino crucero, que poco pudo hacer. Tan es así que el olímpico envió a la lona al retador en el segundo round, el sexto y el décimo. Incluso en el sexto -donde se vio lo mejor del campeón- la pelea podría haberse finalizado. Es que tras la caída, tal era el castigo del bonaerense, que la esquina de Gudiño arrojó la toalla. Sin embargo, quedó atorada en las cuerdas. Por eso el pleito continuó, así como también el amplio control del campeón. Con su mayor línea técnica y precisión, conectó potentes descargas al rostro. Lo tuvo conmovido en varias ocasiones, aunque dentro de un andar algo pausado. Hasta en el décimo parecía latente el fuera de combate. Pero debió esperar a la decisión para conocer su holgada victoria, mientras aguarda su salto internacional.

Las tarjetas de los jueces expresaron la diferencia exhibida, al decretar: Marcelo Galaverna 99-88, Osmar Marconi 98-89, y Guillermo Armani 99-88, todas a favor de Peralta.

Tras un inicio de estudio, Peralta tomó rápidamente el control. Con correctos desplazamientos y mayor alcance, fue preciso con sus jabs. Poco a poco, fue soltando su derecha. Así fue que en el segundo round, exhibió su precisión. El olímpico descargó una derecha plena al parietal izquierdo del cordobés que, con algo de enredo, se fue al suelo. A partir de allí, las diferencias se hicieron mayores.

A pesar del ritmo pausado, el campeón manejaba el andar. Ya en el quinto, luego de un yerro rival, Peralta combinó tres cross diestros y uno zurdo al mentón de un retador que rebotó en las cuerdas. Tras ello, aceleró y combinó dos potentes cruzados a la mandíbula, que lo hicieron trastabillar.

En el sexto se vio lo mejor de Peralta. Seguro, conectó un potente cross diestro que hizo trastabillar al retador. Tras ello, lo llevó contra las cuerdas y descargó dos largas derechas cruzadas y una izquierda plena al mentón, con que lo envió al suelo. Sin darle respiro, fue por la definición. Volvió a ponerlo sobre las sogas y lo sometió con ascendentes y cruzados hasta que su esquina arrojó la toalla, que quedó en las cuerdas.

En el otro combate estelar de la noche, en categoría superpluma, el local Matías Leiva (58,450 kg. y 7-3-1, 1 KO) superó a Martín Rocha (57,100 kg. y 7-9, 2 KOs), por puntos, en fallo unánime, tras diez asaltos.

Las tarjetas de los jueces fueron: Osmar Marconi 99½-92½, Marcelo Galaverna 97½-96½, y Guillermo Armani 97-96½.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: