Brian Castaño ya tiene fecha para entrar en la historia

Finalmente se confirmó la segunda pelea entre Brian Castaño y Jermell Charlo.

Por Carlos Irusta – ESPN

Será el 19 de marzo en el Crypto.com Arena de Los Angeles. Aunque se habia mencionado que iba a ser en febrero y en Texas, fue Sebastián Contursi –el hombre que asesora y conduce al argentino, campeón super welter WBO-, quien dio la voz de alerta. “Hasta que no esté confirmado todo no vamos a hablar, porque es la única manera de hacerlo con propiedad. Y hasta ahora no hay nada”, expresó en ESPN hace más de un mes.

Oficializada la segunda edición, se agrega ahora también un elemento muy atractivo, como si la sola mención de un nuevo enfrentamiento Castaño-Charlo no fuese un espectáculo garantizado.

Tim Tszyu, el australiano número uno de la WBO –y por consiguiente retador obligatorio a la corona de Castaño-, hará su debut en los Estados Unidos. El hijo del gran ex campeón mundial Kostya, y que fue transmitido varias veces ya por ESPK KNOCK OUT, deberá ganarse un lugar ante el público norteamericano.

A los 27 años, invicto en 20 peleas con 15 triunfos categóricos, Tim se presenta como toda una amenaza en la división superwelter. Su rival será Terrell Gausha (34) con 22 victorias, 2 derrotas, 1 empate, 11 triunfos antes del límite.

Se habló mucho de una pelea entre el australiano y el argentino y hasta se mencionaron ofertas por parte del equipo de Tszyu que, en la práctica, nunca existieron. “Ellos hablaron públicamente de millones de dólares, pero no hubo en ningún momento una oferta seria, han vendido mucho humo con este tema”, dijo Contursi en su momento.

Sería bueno precisar que la gestión de Contursi se puede calificar de exitosa. Haber logrado que la pelea entre Castaño y Charlo sea en Los Angeles, es uno de sus grandes aciertos. Como se sabe, se habló mucho de hacerlo en Houston, Texas.

Como afirmó Brian, “Ir a Houston es ir al patio de Charlo, y eso es ofrecer demasiada ventaja, veremos que dice Contursi”. No solamente Contursi logró mudar el combate a Los Angeles, sino también que se modificó la fecha que originalmente fue mencionada –nunca en forma oficial, esto es cierto- para febrero.

“Me quieren apurar pero yo nunca recibí ninguna propuesta oficial”, le comento Castaño a ESPN. Y, efectivamente, todas las especulaciones sobre el tiempo real de entrenamiento que tenía el argentino terminaron cayéndose con la fecha ahora anunciada de marzo.

A comienzos de diciembre, cuando todavía estaba en Argentina, Castaño afirmó que ya llevaba entrenando desde hacía casi dos meses.

“La pelea fue el 17 de julio y estuve de vacaciones casi un mes y medio, pero después empecé a moverme incluso haciendo sparrings tres veces por semana; es cierto que llegué a unos 88 kilos (el límite es de 69,853 kilogramos), pero luego fui bajando paulatinamente, sin problemas”, afirmó.

Aquel encuentro, que sirvió para medir todas las posibilidades como boxeador y campeón de Brian Castaño, que tuvo una gran actuación, fue transmitida por ESPN KNOCK OUT.

Esa conversación fue en diciembre. Castaño insistió en no viajar a los Estados Unidos hasta no tener una fecha exacta y, de paso, poder estar con su familia para las fiestas de Navidad y Año nuevo.

Lo cierto es que El Boxi viajó a los Estados Unidos una vez pasadas las fiestas, el jueves 6 de enero y que sumando a sus entrenamientos en Argentina, todavía tiene por lo menos dos meses más para acumular preparación física. Con él está su padre, Carlos, que también es su entrenador.

“Con dos meses completos para concentrarme, sumado al trabajo anterior, y aún asi bajando de a poco los ochos kilos que puedo estar arriba, me alcanza para llegar bien como lo hice frente a Charlo. Matías Erbin me estuvo controlando todo el tiempo, junto con Andrés en Argentina, los dos son de San Pedro (provincia de Buenos Aires) asi que voy a llegar con todo”, afirmó.

La presencia de Tszyu aumenta la atracción de la noche de Los Angeles, porque aparece como la gran amenaza de la categoría. Pero ahora el objetivo es Jermell Charlo (34-1-1, 18 KO) el campeón de las 154 libras (69,854 kilogramos) con quien Brian Castaño empató el 17 de julio del año pasado en San Antonio, Texas, conservando su corona WBO de los super welters.

“Fue una gran pelea, y aunque nosotros no llevamos tarjetas, creo que por lo menos habia dos puntos para Castaño”, nos dijo Héctor Afú, el árbitro panameño que actuó esa noche.

“En las revancha gana el más inteligente, por eso creo tanto en Castaño que es un exquisito del boxeo”, afirmó Sergio “Maravilla” Martínez.

Brian, con 17 triunfos, 12 antes del límite y dos empates (Erislandy Lara en Brooklyn y Charlo en San Antonio) está en su mejor momento. De ganar, unificará todos los cinturones de la división, ya que Charlo reina para el WBC, WBA e IBF, mientras que el argentino es titular WBO.

En julio estuvo cerca de ser el primer boxeador latino en unificar todas las coronas de su categoría. El empate se lo impidió y luego El Canelo Alvarez logró esa distinción, cuando le ganó a Caleb Plant –hasta entonces campeón IBF, super mediano- en Las Vegas el 6 de noviembre, por KOT 11.

Pero más allá de la estadística, Castaño estará frente a un gran rival en una noche que promete ser histórica para él, y por supuesto, para el boxeo argentino.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: