Las impactantes imágenes del primer torneo profesional de pelea de almohadas: las particulares reglas, los ganadores y las diferencias con el boxeo

Los deportes no convencionales cada vez pisan más fuerte y nuevas variantes salen a la luz en busca de romper el mercado. Una disciplina clásica como es el boxeo sufrió un cambio de reglamentación para crear una nueva competencia que impactó de manera viral en las redes sociales. El primer Campeonato de Lucha de Almohadas se llevó a cabo en las afueras de Miami durante el último fin de semana, en el que participaron varios luchadores de Ultimate Fighting Championship y buscaron resolver quién es el mejor guerrero con un arma de algodón en las manos.

Marcus Brimage y Markus Perez fueron seleccionados como favoritos de cara al torneo. Ambos tienen experiencia previa en UFC y el primero en cuestión hasta fue el oponente de Conor McGregor el día que realizó su primera pelea en una jaula de manera oficial. Pero lamentablemente ninguno se llevó el gran premio de cinco mil dólares estadounidenses, ya que el luchador de MMA Hauley Tillman demostró su destreza con la almohada para ganar el cinturón del campeonato. Por el lado de las mujeres, la profesional Istela Nunes pudo llevarse la victoria y convertirse en la Campeona Femenina inaugural de PFC (Pillow Fighting Championship).

Cada pelea contó con tres rondas de dos minutos en las que los protagonistas se enfrentaron con almohadas aprobadas por los organizadores del evento. Dado que es mucho menos probable que ocurran nocauts con dicho armamento, el ganador se decide por quién puede infligir el mayor daño visible en el transcurso de la pelea. El contacto con las manos está totalmente prohibido y, en caso de que alguno de los cojines salga volando por la fuerza del golpe, se frenará la pelea hasta que los peleadores estén en igualdad de condiciones.

Tamara Keith, de la cadena de noticias estadounidense NPR, señaló que la pelea de almohadas “tiene toda la estrategia y la intensidad del boxeo o las artes marciales mixtas con impactos más satisfactorios y lesiones menos espantosas”, lo que podría convertirla en una alternativa convincente para aquellos que no pueden soportar la violencia típica de otros deportes de combate.

El CEO de PFC, Steve Williams, estuvo de acuerdo y agregó que el novedoso deporte busca ser parte del creciente atractivo de las nuevas disciplinas. “A los boxeadores no les gusta lastimarse, y hay mucha gente que no quiere ver la sangre”, opinó Williams. Y agregó al respecto: “Quieren ver una buena competencia, simplemente no quieren ver la violencia”.

Todo esto plantea la pregunta de si la pelea de almohadas finalmente podría obtener el reconocimiento como uno de los deportes de combate más intensos que existen. Durante muchos años las fiestas de pijamas fueron el recinto donde se buscó el campeón de la pelea de almohadas. Pero ahora, el salto hacia la profesionalidad es una realidad y la búsqueda de legitimidad arrancó su camino. ¿Podrán aparecer en los Juegos Olímpicos en un futuro? Sólo el tiempo lo dirá.

El evento también tuvo su rama femenina (Foto: @fightpfc)El evento también tuvo su rama femenina (Foto: @fightpfc)

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: