Brian Castaño cumplió con la orden de la OMB de probar su lesión; Desafía las afirmaciones hechas por el promotor de Tszyu

Brian Castaño ha hecho su parte para despejar el aire con la OMB.

Como informó anteriormente BoxingScene.com, un desgarro en el bíceps derecho obligó al argentino Castaño (17-0-2, 12KOs) a retirarse de una revancha por el campeonato indiscutible de peso mediano junior planificada para el 19 de marzo con el campeón lineal/WBC/WBA/IBF Jermell Charlo (34- 1-1, 18KOs) en Crypto.com Center en Los Ángeles. La lesión ocurrió a principios de este mes, llegando a un punto en el que el campeón de peso mediano junior de la OMB ya no podía entrenar de manera efectiva para la pelea más importante de su carrera ahora que faltan solo cuatro semanas.

Da como resultado que la secuela del campeonato lineal/WBA/WBC/IBF/WBO sufra un retraso inoportuno, junto con la amenaza de que al menos una defensa obligatoria del título se ponga en juego como resultado.

El desarrollo provocó una reacción en cadena, completa con la OMB emitiendo un 'Mostrar causa' al equipo de Castaño, el gerente Sebastian Contursi y TGB Promotions, sobre por qué la demora no debería incitar al organismo sancionador a ordenar una pelea por el título obligatoria. Castaño y su equipo han estado en contacto con la OMB, haciendo su parte para aliviar cualquier preocupación de intentar extender su período de inactividad más de lo necesario.

BoxingScene.com se enteró de que Castaño expresó su voluntad de ser examinado por un consultorio médico independiente de la OMB y la elección de Tszyu para confirmar aún más la validez y el alcance de su lesión. También hay problemas con la carta enviada por No Limit Promotions, el promotor del australiano Tim Tszyu, quien declaró un fuerte desinterés en esperar más por su oportunidad obligatoria por el título.

El presidente de la OMB, Francisco 'Paco' Valcárcel, anunció en un tuit el 17 de noviembre pasado su interés en seguir adelante con una pelea entre Castaño y Tszyu, inmediatamente después de la victoria por decisión unánime de Tszyu en doce asaltos sobre Takeshi Inoue. Tszyu (20-0, 15KOs) avanzó a la posición número uno en la clasificación de las 154 libras de la OMB y fue nombrado retador obligatorio el 27 de agosto pasado, aunque con el entendimiento de que una oportunidad por el título ordenada dependía completamente del estado de Charlo-Castaño. II abriéndose camino hacia el calendario de boxeo.

Charlo y Castaño pelearon en un disputado empate por decisión dividida en doce asaltos el 17 de julio pasado en el AT&T Center en San Antonio. El juez Nelson Vázquez (117-111) fue criticado con razón por su amplia tarjeta de puntuación a favor de Charlo. El juez Steve Weisfeld (114-113) hizo que Castaño superara la entretenida pelea por el campeonato, mientras que el juez Tim Cheatham (114-114) tuvo la acción en punto muerto.

El resultado significó una de dos cosas: una revancha inmediata, o ambos peleadores tendrían que comprometerse a defender el título obligatoriamente por separado antes de volverse a enfrentar.

Bakhram Murtazaliev (19-0, 14KOs) ha sido el obligatorio de la FIB desde noviembre de 2019, y desde entonces acordó peleas consecutivas para mantenerse ocupado en la cartelera del nocaut en el octavo asalto de Charlo sobre Jeison Rosario en su pelea lineal/WBC/WBA de septiembre de 2020. /Combate de unificación de la FIB y Charlo-Castaño I. La FIB acordó retrasar la ordenación de Charlo-Murtazaliev siempre que ambas partes estuvieran de acuerdo y que no hubiera obstáculos en el camino de Charlo-Castaño II.

Israil Madrimov (8-0, 6KOs) se convirtió en el obligatorio de la AMB luego de una controvertida nocaut en el noveno asalto de Michel Soro el 17 de diciembre pasado en su país de origen, Uzbekistán. El mandato del WBC se determinará en el próximo choque entre el ex retador al título Erickson Lubin y el invicto Sebastian Fundora. La pelea está programada tentativamente para el 9 de abril, aunque podría moverse con el resto del calendario de Premier Boxing Champions (PBC) de primavera.

Tszyu debía enfrentarse a Terrel Gausha en la cartelera previa del 19 de marzo, con el entendimiento de que obtendría los primeros dibs en el ganador de Charlo-Castano II o el cinturón de la OMB si quedara vacante. Los pasos dados por su equipo sugieren un esfuerzo por despojar a Castaño de su título.

La carta fuertemente redactada a la OMB por Matt Rose, director de operaciones de No Limit Boxing, al enterarse de la lesión de Castaño sugirió que inicialmente acordaron "defender el título mundial [OMB] contra Terrel Gausha el 26 de febrero en Houston sobre las disposiciones de luchando contra el ganador de la pelea de unificación entre Brian Castano v Jermell Charlo.

“Sin embargo, esta fecha cambió de lugar y lugar a… 19 de marzo en Los Ángeles. Sin embargo, no se anunció nada oficial. Hemos estado esperando las últimas dos semanas el anuncio oficial del 19 de marzo que finalmente iba a suceder (miércoles)”.

De hecho, la pelea fue anunciada oficialmente por PBC el 3 de febrero. Un breve comunicado de prensa señaló la fecha y el lugar oficiales, junto con una alerta sobre las entradas a la venta y la arena tuiteando dicha información y publicando el evento en su sitio web. Las entradas han estado a la venta desde el 4 de febrero, con la alerta recogida por publicaciones de todo el mundo, incluida Australia.

La afirmación de que la pelea estaba programada para el 26 de febrero en la ciudad natal de Charlo, Houston, cuestiona los medios de comunicación con el equipo de Tszyu para confirmar tales planes. Castaño y su equipo nunca acordaron esa fecha y lugar, ni PBC lo anunció formalmente.

Circularon rumores de que Showtime organizaría eventos el 19 y el 26 de febrero. En cambio, el anuncio oficial reveló una triple cartelera del 26 de febrero encabezada por el invicto peso ligero junior Chris Colbert. El evento del 19 de marzo anunciado por PBC no incluyó una cadena ni detalles de la cartelera completa.

La siguiente parte de la carta sugiere otra conversación entre TGB y No Limit Boxing sobre cuándo esperar que se reprograme el evento.

“Sin embargo, recibí correspondencia de TGB Promotions de que Castaño se había lesionado en un combate y no estaría disponible hasta mayo/junio para la pelea de unificación”, alegó Rose. “Teniendo en cuenta la información anterior, solicitamos que el comité del campeonato haga cumplir el mandato de que Tim Tszyu luche por el título mundial”.

Un representante del equipo de Castaño ha desafiado públicamente esa afirmación, insistiendo en que “Brian Castaño realmente quiere tener una revancha contra Charlo. Todavía está entrenando duro para poder pelear unas cuatro semanas después de su fecha programada para el 19/3. No se debe culpar a ningún luchador porque tuvo una lesión.

“Pedimos que la revancha con Charlo se retrase 4 semanas, ya que Brian estará listo para pelear en abril. Nunca dijimos mayo o junio".

Los planes más ambiciosos requieren que la revancha aterrice posiblemente en una fecha hábil del 23 de abril, aunque la situación sigue siendo fluida y obviamente comprometida por el estado actual de la voluntad de la OMB de sancionar la pelea.

Castaño se vio obligado a esperar más de un año desde el momento de su oportunidad obligatoria por el título contra el entonces campeón de la OMB, Patrick Teixeira. La pelea fue ordenada formalmente por la OMB en diciembre de 2019 durante su convención anual. La pelea debía llevarse a cabo el 25 de abril de 2020 solo para que el programa se cancelara debido a la primera ola de la pandemia mundial.

Los problemas de visa soportados por Teixeira pusieron en peligro la pelea hasta el punto de que el lado de Castaño insistió en otra audiencia de subasta. Chico de oro. Promotions, el promotor de Teixeira ganó una licitación de bolsa de noviembre de 2020 para retener los derechos de la pelea que fue reprogramada para el 13 de febrero pasado en Indio, California. Castaño ganó por decisión unánime en lo que fue la última pelea obligatoria por el título en la división de peso mediano junior.

La pelea se produjo más de quince meses después de la aparición anterior en el ring de Castaño, quien esperó el proceso para reclamar el título. La esperanza por el bien de la inmortalidad divisional es que se adopte un enfoque igualmente sensato en este caso.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: