Golovkin sobre las peleas con Canelo: ¡Los que piensan que perdí son todos delirantes!

Gennadiy Golovkin todavía puede saborear la acidez en su boca por los veredictos tendenciosos de sus últimos dos duelos con Canelo Alvarez.

El campeón de peso mediano de la FIB de Kazajstán ha expresado durante mucho tiempo su consternación por los resultados de sus dos peleas con la superestrella mexicana Álvarez, el actual campeón indiscutible en la división de 168 libras. 

Su primer encuentro, en 2017, terminó en un controvertido empate, aunque la mayoría de los observadores creían que Golovkin claramente merecía la victoria. A la pelea se sumó el hecho de que uno de los jueces, Adalaide Byrd, tenía a Álvarez arriba por ocho puntos alarmantes.

Se programó una revancha inmediata, pero no estuvo exenta de considerables dificultades y alboroto. La revancha se detuvo temporalmente cuando se descubrió que Álvarez había dado positivo por una sustancia prohibida, el clembuterol. Álvarez sostuvo que lo había ingerido accidentalmente a través de carne mexicana contaminada. Cualquiera sea el caso, Golovkin, típicamente afable, se enfureció más que nunca. La revancha finalmente se llevó a cabo el año siguiente, en 2018, pero Álvarez, mostrando una nueva postura agresiva, levantaría las manos esta vez, a pesar de que una gran parte de los medios creían que Golovkin había hecho lo suficiente para ganar.

En una grabación reciente del podcast Walking the Floor, el presentador Chris Shiflett le dijo a Golovkin que creía que había ganado los dos combates con Álvarez. Golovin, baste decir, pensaba lo mismo.

“Estoy de acuerdo contigo”, dijo Golovkin a través de un traductor. “Tengo la misma opinión que tú de que gané ambas peleas. Y nada va a cambiar mi opinión. Pero hay algunas personas que se sienten cómodas siendo delirantes. Déjalos vivir con este engaño”.

Golovkin admitió que el resultado de ambas peleas lo dejó un poco desilusionado con el deporte y lo hizo abordar su carrera con mucha más vigilancia. De hecho, después de la segunda pelea de Álvarez, Golovkin hizo una serie de cambios llamativos. Reforzó su círculo íntimo, cortó los lazos con el entrenador Abel Sánchez y esencialmente degradó a su promotor Tom Loeffler a un papel nominal.

“Si ellos (las peleas de Álvarez) me amargaron un poco (en el boxeo), sí, porque en ese momento la pelea fue la pelea más grande en el mundo del boxeo”, dijo Golovkin.

“Al ver que las personas pudieron salirse con la suya con este fraude, simplemente comienzas a pensar realmente, ¿así es como funciona? Empiezas a mirar el boxeo, el boxeo no es solo un deporte. Desde un punto de vista comercial, las personas están dispuestas a modificarlo a su favor de manera indecente y salirse con la suya, sin ser responsables de sus acciones y sin asumir ninguna responsabilidad. Por supuesto, eso cambió mi actitud”.

Golovkin (41-1-1, 36 KOs), quien cumple 40 años en abril, peleó por última vez en diciembre, derrotando a Kamil Szeremeta por nocaut técnico en el séptimo asalto. Está programado para enfrentar a Ryota Murata en abril en Tokio. Si gana esa pelea, Golovkin podría estar buscando una pelea de trilogía con Álvarez, de 31 años (57-1-2, 39 KOs) para fin de año, según informes que indican que Álvarez se está acercando a dos. trato de pelea con DAZN, el segundo de los cuales potencialmente involucraría a Golovkin.  

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: