Lemos, de albañil a promesa del boxeo argentino

Los boxeadores se sacrifican tanto arriba como abajo del ring. Muchos pugilistas tuvieron que trabajar en otros oficios a lo largo de su vida. Entre ellos, Gustavo Lemos (27-0/ 17 KO), quien pasó de trabajar en la construcción a convertirse en una de las grandes promesas del boxeo argentino.

El sábado 26 de marzo en el Luna Park tendrá su gran oportunidad internacional frente al galés Lee Selby (28-3, 9 KO) por la eliminatoria mundialista de peso ligero de la FIB, por TyC Sports y TyC Sports Play.

El Eléctrico, oriundo de Tres Arroyos, se crió en el barrio Ruta 3 Sur y a los 12 años empezó a trabajar como peón de albañil. “Llegué hasta sexto grado pero tuve que abandonar la escuela para salir a laburar. Somos nueve hermanos y tenía que ayudar en casa”, expresó en una entrevista con Enganche.

“Cuando son muchos y hay poco pique en la casa, se pasa un poco de hambre. Por un lado miro para atrás y pienso: ¡Qué momento de mierda! Pero también estoy seguro de algo, de la que zafé gracias al boxeo. Dormíamos todos juntos, en una habitación. Cada uno tenia su colchón, todos pegaditos. Los veranos era una guerra. No teníamos ni ventilador. Una ventana chiquita, nada más. Pero eso ya es pasado”, añadió, detallando cómo vivían con su familia.

Gustavo Lemos y su padre

Al mismo tiempo que trabajaba en la construcción, Lemos comenzó su camino en el boxeo, acompañado por su padre y entrenador, Pedro Alem. Tras una 35 peleas amateurs (de las cuales ganó 34), saltó al profesionalismo en 2016, a sus 20 años. Por otra parte, también trabajó en Obras Sanitarias, en la Municipalidad de Tres Arroyos.

 

 

A partir de entonces, sorprendió con su estilo explosivo y se convirtió en una de las grandes promesas del boxeo argentino: está invicto, con 25 victorias (15 por KO), alzando títulos en ligero (campeón mundial juvenil de la FIB) y superligero. Sus triunfos más importantes fueron ante Rubén López, Damián Yapur, Jorge “Maromerito” Páez Jr (dio la sorpresa y lo noqueó peleando en categoría welter) y Jonathan Eniz. 

 

Gustavo Lemos

Actualmente, Lemos, quien acumula siete victorias por nocaut, está tercero en el ranking de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) en la división ligero y el 26/3 irá por su gran chance como local en un escenario soñado.

Se trata de la pelea más importante para el argentino. Lemos (27-0, 17 KOs), actual N° 3 del ranking mundial ligero FIB, además de vigente campeón latino superligero FIB, y que fuera monarca latino FIB y juvenil FIB de los ligeros, se medirá a Selby (28-3, 9 KOs), N° 4 del mismo escalafón, ex campeón mundial pluma FIB, además de ex monarca británico y europeo pluma, e intercontinental ligero FIB.

La FIB había ordenado la eliminatoria entre los dos más altos clasificados disponibles, Lemos y Selby. Ambos irán por el puesto N° 1, dejado por Kambosos. Cabe remarcar que, en el último listado de la FIB, el N° 2 está vacante. En el anterior correspondía al mexicano Isaac Cruz, quien cayó el 5 de diciembre ante el estadounidense Gervonta Davis por el título mundial ligero AMB “regular” -corona inferior a la de Kambosos, considerado “súper campeón” AMB-, en Los Ángeles, por lo que la entidad recurrió a los siguientes dos púgiles disponibles.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: