“Tendré que disparar”: Oleksandr Usyk, campeón ucraniano de boxeo, en la guerra

Oleksandr Usyk, de los boxeadores más destacados de la actualidad, tiene que defender Ucrania en estos días en medio de la guerra. El mencionado, que ganó la medalla dorada en los Peso Pesado en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y le quitó el cinturón a Anthony Joshua en septiembre del año pasado, dejó los guantes y tomó las armas. Siendo así, el dueño de los cinturones mundiales AMB, OMB y FIB ahora pelea por salvar su vida y la de los suyos.

Cabe destacar que el pugilista de 35 años se mantiene refugiado en un sótano de Kiev, entendiendo la gravedad de lo que sucede. Por eso, Usyk indicó en un principio en una entrevista exclusiva con el periodista Don Riddell del medio CNN: “Si van a querer quitarme la vida, o la vida de mis allegados, tendré que hacerloPero no quiero eso. No quiero disparar, no quiero matar a nadie, pero si me van a matar, no tendré otra opción”.

El comunicador fue quien comentó que todo se llevó a cabo mediante un video y tuvo la asistencia del manager del boxeador, Egis Klimas, el que aportó en la traducción. “Tal vez suene sentimental, pero mi alma pertenece al Señor y mi cuerpo y mi honor pertenecen a mi país, a mi familia. Así que no hay miedo, absolutamente ningún miedo. Solo hay desconcierto. ¿Cómo podría ser esto en el siglo XXI?”, reconoció Oleksandr.

Peligro real para Oleksandr Usyk

Por otra parte, el ucraniano, que nació en Simferopol, Crimea, comunicó que fue el boxeo el que lo ayudó a “estar tranquilo y mentalmente preparado”. Además, añadió después: “Me ayuda a ayudar a otros que están en pánico y nerviosos. El bombardeo es una locura. Acaban de bombardear la ciudad de Mariupol, uno de mis amigos recibió un cohete en su techo. (Los rusos) No están jugando”.

“Los rusos realmente no saben exactamente lo que está pasando aquí. No están viendo lo que está pasando. Son víctimas de su presidente”, comentó Oleksandr Usyk. Asimismo, el propio periodista informó que el boxeador lucía “exhausto y emocionado”, quien luego le dijo: “Mi país y mi honor son más importantes para mí que un cinturón de campeón. Cuando hay una alarma de ataque aéreo, nos escondemos”. Para cerrar, su manager dictó: “Están en un gran peligro. Cuando las balas empiezan a volar, a la bala no le importa si eres un campeón mundial”.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: