Oleksandr Usyk dice que defender a la familia, a Ucrania y su honor es más importante que los cinturones

Oleksandr Usyk se unió a una defensa territorial en Ucrania para luchar contra la invasión rusa de su tierra natal el lunes.

El campeón mundial de peso pesado de la OMB, AMB, FIB e IBO se convirtió en el último ucraniano en tomar las armas en la guerra, uniéndose a su amigo de toda la vida Vasiliy Lomachenko y los hermanos campeones de peso pesado del Salón de la Fama Wladimir y Vitali Klitschko.

En una entrevista en video con CNN el miércoles, Usyk habló extensamente por primera vez sobre su acto voluntario de heroísmo, así como sobre su futuro en el boxeo.

“Porque es mi deber [luchar], defender mi hogar, mi familia”, dijo Usyk desde un sótano en Kiev a través de una traducción proporcionada por su manager Egis Klimas. “No es que fui a pelear a algún lugar en el frente. Estoy defendiendo mi hogar. Estoy defendiendo a mi esposa, a mis hijos, a mis allegados. Hay muchos bastardos por ahí que están tratando de sacar provecho de esto, saqueadores. Estamos ayudando a la gente. Entonces, ¿qué quieres decir con por qué? Porque es mi deber. Tengo que hacer esto, soy un hombre”.

Usyk, un padre de tres hijos de 35 años, también dio un recorrido por su complejo y las condiciones de vida.

“No podemos decir nuestras ubicaciones en este momento. ¿Quién sabe? Pero conmigo está mi familia, mis allegados, los padrinos de los niños, mis padres, amigos, toda esa gente que terminó bajo algún bombardeo”, dijo. “Es solo que ahora tenemos refugio. Algunas personas no tienen refugio. Tenemos sótanos. Cuando hay una alarma de ataque aéreo, nos escondemos allí. Somos muchos aquí. Todos vivimos en mi casa. Por supuesto, es divertido cuando somos muchos aquí, nos estamos divirtiendo. Pero nos estamos obligando a divertirnos”.

Usyk también explicó la naturaleza sombría de su situación.

“Ya no tengo miedo. En realidad, te diré esto. Tal vez suene sentimental o algo así. Pero mi alma pertenece al Señor y mi cuerpo y mi honor pertenecen a mi país, a mi familia. Así que no hay miedo, absolutamente ningún miedo. Solo hay desconcierto: ¿cómo podría ser esto en el siglo XXI?, dijo.

“Si quieren quitarme la vida, o la vida de mis allegados, tendré que [tomar una vida]. Pero no quiero eso. No quiero disparar, no quiero matar a nadie, pero si me matan, no tendré otra opción”.

Usyk tuvo que tomar una ruta tortuosa para regresar a Ucrania. Cuando comenzó la invasión rusa el 23 de febrero, Usyk estaba en Londres. Con los aeropuertos cerrados y decidido a volver a casa, Usyk voló a Varsovia, Polonia, y condujo casi 500 millas hasta Kiev.

“El bombardeo es una locura”, dijo Usyk. “Acaban de bombardear la ciudad de Mariupol, uno de mis amigos recibió un cohete en su techo. [Los rusos] no están jugando.

“Los rusos realmente no saben exactamente lo que está pasando aquí. No están viendo lo que está pasando. Son víctimas de su presidente [Vladimir Putin].

Usyk (19-0, 13 KOs) estaba en línea para una pelea de revancha contra Anthony Joshua a finales de este año después de anotar una decisión unánime contra el británico en septiembre, pero está poniendo en pausa su carrera ascendente por el momento.

“Realmente no sé cuándo voy a volver al ring”, dijo Usyk. “Mi país y mi honor son más importantes para mí que un cinturón de campeón”.

Usyk también agregó que el boxeo lo ha ayudado a permanecer “calmado y mentalmente preparado… y me ayuda a ayudar a otros que están en pánico y nerviosos”.

Klimas le dijo a CNN que Usyk y su familia están en gran peligro.

“Cuando las balas comienzan a volar, a la bala no le importa si eres un campeón mundial. La bala simplemente atraviesa”, dijo Klimas.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: