¿Edgar Berlanga es realmente ‘El Elegido’ para ser la próxima estrella del boxeo masculino boricua?

Ser un boxeador de raíces boricuas y aceptar el sobrenombre de ‘El Elegido’ (The Chosen One) parece más una herejía que un cumplido.

Que te llamen “elegido” en el feudo de un tipo llamado Tito Trinidad resulta poco creíble. Pero es lo que es, como dirían los estadounidenses (It is what it is).

A Edgar Berlanga (18-0-0, 16 KO’s), quien tiene su primer evento estelar en el Madison Square Garden de New York este sábado 19 de marzo contra Steve Rolls (21-1-0, 12 KO’s) en una cartelera de Top Rank transmitida por ESPN+/ESPN Deportes, le rebautizaron así y no le queda otra alternativa que intentar cumplir las altas expectativas.

No lo ha hecho nada mal hasta ahora. Todo lo contrario. Su carrera en el boxeo de paga ha sido como una tromba, noqueando en el primer round a sus primeros 16 rivales, y en apariencia luce como que sí podría convertirse en esa próxima gran estrella que el boxeo masculino puertorriqueño añora. El poderoso peso supermediano no pelea desde que se sometió a una cirugía para reparar un bíceps izquierdo desgarrado que sufrió en su victoria por decisión sobre Marcelo Esteban Cóceres en octubre.

Desde que Miguel ‘Junito’ Cotto (41-6-0, 33 KO’s) se retiró en 2017, buenos prospectos han alzado la mano para cubrir el vacío, aunque por una razón u otra, se han quedado por el camino.

En busca de una mirada más cercana y para entender la responsabilidad que tiene en sus puños, preguntamos a tres expertos de la Isla del Encanto si creen que Berlanga es realmente el ‘Elegido’ para ser la próxima gran súper estrella del boxeo masculino puertorriqueño.

Jaime Vega-Curry, ESPN Digital: La respuesta, simple y concisa, es NO. Y eso no va en detrimento de Berlanga. Sencillamente, son unos zapatos muy difíciles de llenar. Wilfredo Gómez paralizaba al país cuando peleaba, bien fuese en horas felices -léase ante Carlos Zárate- o las peores ante Salvador Sánchez.

Tito Trinidad provocó, en su pelea contra Oscar de la Hoya, la primera parada masiva de celebración de su tipo -y aún más, genuina, espontánea, de madrugada y sin planificar. Miguel Cotto heredó el trono, a sangre y fuego aun sin tener el carisma de su predecesor. Félix Verdejo se perfilaba como el próximo en línea, pero malogró su carrera, y peor aún, su vida y la de otros.

A Berlanga todavía le falta mucho camino por recorrer. Puede llegar a campeón y escribir su propia historia en los libros del boxeo boricua, pero no basta con eso. Una larga cadena de nocauts en el primer asalto dice más del calibre de los vencidos que del vencedor. Quizás transcurra mucho tiempo antes de que surja ese próximo ídolo del boxeo boricua. Es la propia afición quien determina cuándo y a quién otorgar esa distinción, y pretender hacerlo con urgencia puede llevar a ungir ídolos de barro.

José E. Bartolomei, ESPN Digital: . Cuando lo escuché decir durante una de sus últimas visitas a la isla, que Tito Trinidad era su ídolo, eso me confirmó el tipo de ambición que tiene.

Inició su carrera con 16 nocauts consecutivos en el primer asalto. Luego de eso, ganó sus otras dos peleas por decisión. Pero más que festejar, admitió que era una ‘lección’ para él. No le gusta defraudar a su afición. Por eso aseguró hace unas semanas que, para este campamento [contra Rolls], se enfocó 100% en el boxeo. No sé si eso quiere decir que antes no lo hacía, pero lo que vale es que retome su antigua ruta de fulminar a quien se le ponga de frente. Eso va sumando a la etiqueta de ‘próxima’ estrella boricua.

Miguel ‘Junito’ Cotto se retiró en 2017 y desde ese momento, entre hombres, Puerto Rico no ha tenido un púgil con categoría de estrella.Rich Schultz/Getty Images

Tito Trinidad es el Maradona de la gente en la Isla. No existe un atleta en Puerto Rico con tanta repercusión en la calle, entre el pueblo, como Tito. Berlanga podrá haber nacido en New York, pero es igual de puertorriqueño que el resto de los residentes de la Isla. Y si sigue sumando a su resumé… es inevitable que se cruce en un futuro con Canelo. ¿Se imaginan? Justo lo que necesita la fanaticada del boxeo boricua.

Hiram Martínez, ESPN Digital: No hay manera de afirmarlo todavía. Su récord, y sobre todo esas primeras 16 peleas ganadas por nocaut en el primer round son un indicio de su potencial y de su pegada.

No obstante, Berlanga comienza ahora una etapa en su carrera en la que rivales con experiencia pueden exigirle más y tiene que demostrar ante ellos de qué está hecho, que tiene otras maneras de ganar peleas, y que su récord es una realidad y no un espejismo.

En la historia del boxeo, sobran los casos de peleadores que la rompen en sus primeras 15 o 20 peleas y luego se encuentran con peleadores con dos o tres derrotas, que conocen a Satanás y llegan sin ningún miedo a jugársela. Así he visto caer a los próximos Gómez, Tito Trinidad y Miguel Cotto. Si Berlanga supera ese nuevo nivel, entonces ya se podrá pensar y responder esa pregunta.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: