Golovkin demanda a Golden Boy por al menos $3 millones adeudados por la revancha con Canelo

A Gennadiy Golovkin se le pagará generosamente si él y Canelo Alvarez manejan sus negocios en los próximos combates y finalmente pelean nuevamente el 17 de septiembre.

Mientras tanto, el campeón de peso mediano desde hace mucho tiempo comprensiblemente todavía quiere lo que él y su equipo afirman que se le debe de su segunda pelea en septiembre de 2018.

BoxingScene.com se enteró de que los abogados presentaron una demanda el viernes en nombre de Golovkin contra Golden Boy Promotions en el Tribunal Superior del Estado de California. Su revancha tuvo lugar en Las Vegas, pero el único acusado nombrado, la empresa de promoción de Oscar De La Hoya, tiene su sede en Los Ángeles.

La demanda fue presentada en el Distrito Central del Condado de Los Ángeles. La demanda civil alega incumplimiento de contrato, incumplimiento del deber fiduciario, conversión, fideicomiso constructivo y contabilidad, y exige un juicio con jurado.

En la demanda, Golovkin busca “no menos de $ 3 millones” en daños de Golden Boy por las ganancias adeudadas principalmente por recibos de entrada y patrocinios. Golovkin también quiere intereses sobre los $9,025,351 que le tomó a Golden Boy casi tres años después de la pelea pagarle.

Golden Boy hizo su pago final de esa deuda el pasado 6 de julio.

De acuerdo con la demanda, una copia de la cual fue obtenida por BoxingScene.com, a Golovkin se le deben $1,375,000 adicionales de los recibos de entrada, un mínimo de $450,000 de patrocinios para ese evento HBO Pay-Per-View, $31,500 en pay-per-view al alza (45 por ciento), fondos deducidos como gastos de la postergación de la pelea (debido a que Álvarez dio positivo dos veces por una droga para mejorar el rendimiento en febrero de 2018), gastos de seguro no asignados, “otros fondos simplemente no pagados aunque figuran en el propio Golden Boy contables” por la suma de $177.458 e intereses sobre los $9.025.351 que finalmente pagó en su totalidad.

Los abogados de Golovkin se refirieron a los pagos diferidos de Golden Boy sobre los más de $ 9 millones antes mencionados como “un préstamo sin intereses” en los documentos judiciales. La demanda establece que Golden Boy reconoció en enero de 2021 que le debía a Golovkin esa enorme suma de dinero, pero que “había usado ese dinero para otros fines” y en repetidas ocasiones incumplió sus promesas de realizar pagos por el monto total.

Casi la mitad de los daños buscados por Golovkin provienen de lo que se llama la “contabilidad revisada” de Golden Boy el pasado 27 de septiembre de las ganancias de los ingresos por entradas. En los contratos para su revancha, Golden Boy tenía derecho al 55 por ciento de los ingresos por boletos y se suponía que Golovkin recibiría el 45 por ciento.

Golden Boy se ha “negado a pagar” a Golovkin esos $1,375,000 adicionales, según documentos judiciales, a pesar del “lenguaje claro del contrato” que le da derecho a esa cantidad.

Según la Comisión Atlética del Estado de Nevada, la revancha Álvarez-Golovkin generó $24,573,500 en ingresos por boletos. Se erige como la cuarta puerta con mayor recaudación para el boxeo en la historia de Nevada, solo detrás de Floyd Mayweather-Manny Pacquiao ($72,198,500), Mayweather-Conor McGregor ($55,414,865.79) y la primera pelea de Álvarez-Golovkin ($27,059,850).

Esta demanda no debería prohibir de ninguna manera que Golovkin, de 39 años, y Álvarez, de 31, sigan adelante con su tercera pelea. Álvarez, que no figura en la demanda, se separó de Golden Boy debido a su propia disputa contractual en el otoño de 2020.

Su tercera pelea sería copromovida por Matchroom Boxing de Eddie Hearn, el socio promocional de Álvarez y la compañía de Golovkin.

Para que los rivales peleen por tercera vez, Golovkin (41-1-1, 36 KOs) y Álvarez (57-1-2, 39 KOs) necesitan ganar peleas por el título de peso mediano y semipesado programadas con cuatro semanas de diferencia en abril y mayo.

Golovkin, el campeón de las 160 libras de la FIB, se enfrentará al japonés Ryota Murata (16-2, 13 KOs), el campeón de peso mediano de la AMB, el 9 de abril en Saitama Arena en Saitama, Japón. Álvarez, el campeón de peso súper mediano completamente unificado, está programado para regresar a la división de peso semipesado para enfrentar al campeón de la AMB Dmitry Bivol (19-0, 11 KOs) el 7 de mayo en T-Mobile Arena en Las Vegas.

DAZN transmitirá los combates Golovkin-Murata y Alvarez-Bivol en todo el mundo. Existe un acuerdo para que su tercera pelea, largamente discutida, se realice cuatro meses después de Álvarez-Bivol si Golovkin y Álvarez ganan esas dos peleas.

Álvarez dejó a Golovkin con su única derrota profesional cuando ganó por decisión mayoritaria en su revancha de 12 asaltos hace tres años y medio en el T-Mobile Arena de Las Vegas.

El resultado de su primera pelea, un empate dividido en 12 asaltos en septiembre de 2017 en T-Mobile Arena, causó controversia en gran parte porque la jueza Adalaide Byrd anotó 10 de los 12 asaltos en lo que fue una pelea completamente competitiva para Álvarez, 118-110. . El juez Dave Moretti le dio a Golovkin una victoria de 115-113 sobre Álvarez esa noche, pero el juez Don Trella lo tuvo empatado, 114-114.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: