Boxeo en México: Réferi recibió un golpe brutal y quedó nocaut

Increíble pero real lo que sucedió arriba de un cuadrilátero en la noche del sábado. En una nueva jornada de boxeo mexicano y en pleno combate entre Irving Turrubiantes y Gerardo Valenzuela, se dio una situación inédita: el réferi Jesús Granados recibió un golpe y quedó nocaut. Tuvo que recibir asistencia a un costado del ring.

Faltaban escasos segundos para que suene la campana que señalaría en final del tercer round. En un movimiento casual de la pelea, el juez quedó cerca de los boxeadores y fue impactado por un lanzamiento de Turrubiantes, que pasó lejos de Valenzuela pero sí pegó de lleno en el pecho de Granados.

Al instante, el árbitro acusó el golpe y quedó visiblemente afectado, intentó seguir como pudo hasta que finalizó al asalto. Cuando los pugilistas se dirigieron a sus esquinas, el tercer hombre hizo lo propio y cayó a la lona pidiendo asistencia médica.

Después de unos instantes, las autoridades determinaron que Granados no podía continuar con su labor arriba del ring y tuvo que ser reemplazado. Al final, Turrubiantes ganó el combate por KO en el séptimo round.

Fuera de peligro

Una vez finalizaba la velada, se entregó un informe en el que se reveló que el réferi no sufrió daños mayores y sólo quedó en el dolor al recibir semejante impacto. Si bien lo retiraron en camilla, se reincorporó por sus propios medios.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: