Golovkin: ‘se siente genial a mi edad’, pero admite que pelear a los 40 ‘podría ser uno de mis problemas’

Gennadiy Golovkin hubiera preferido mucha más actividad de la que ha tenido desde su brutal batalla con Sergiy Derevyanchenko en octubre de 2019.

Ha peleado solo una vez en los 30 meses desde que superó a Derevyanchenko en el Madison Square Garden en la “Pelea del año” de BoxingScene.com para 2019. La única acción de Golovkin desde que derrotó a Derevyanchenko por decisión unánime en su pelea de 12 asaltos fue una pelea de siete asaltos. demolición del polaco Kamil Szeremeta, quien era el retador obligatorio por su título de peso mediano de la FIB, en diciembre de 2020 en el Seminole Hard Rock Hotel & Casino en Hollywood, Florida.

Golovkin terminará un descanso de 15 meses el sábado por la noche, un día después de cumplir 40 años, en una pelea de unificación del título de peso mediano contra Ryota Murata. Golovkin (41-1-1, 36 KO) y Murata (16-2, 13 KO) lucharán por los campeonatos de 160 libras de la FIB de Golovkin y la AMB de Murata en un evento principal de 12 asaltos DAZN se transmitirá en los Estados Unidos desde Saitama Super Arena en Saitama, Japón (5:10 am ET; 2:10 am PT).

Un Golovkin rejuvenecido espera con ansias su enfrentamiento reprogramado con Murata de Tokio.

“Es difícil decir si me siento renovado, sin compararlo con otras condiciones”, dijo Golovkin a BoxingScene.com. “Pero diría que me siento genial a mi edad. Tengo casi 40. Nunca he tenido 40 antes, así que no sé cómo debería ser. Pero la forma en que me siento ahora, es genial”.

Sin embargo, Golovkin admite que no sabrá cómo se sentirá competir a esta edad avanzada hasta que suene la campana el sábado por la noche y se enfrente a Murata, de 36 años. Tenía 38 años cuando superó a Szeremeta (22-2-1, 6 KOs), a quien Golovkin derribó a la lona cuatro veces, una vez en el primero, segundo, cuarto y séptimo asaltos.

“Me acabo de dar cuenta de que ni siquiera es normal”, dijo Golovkin sobre pelear a los 40 años. “Este podría ser uno de mis problemas”.

A pesar de su inquietud, Golovkin de Kazajstán no ha prestado mucha atención a los críticos que piensan que no se parecerá al Golovkin de antaño en lo que parece ser su primera competencia competitiva desde que se defendió de Derevyanchenko de Ucrania (13-4, 10 KOs).

“No siento ninguna presión externa”, dijo Golovkin. “No le presto atención a eso, pero soy plenamente consciente de mi situación. Estoy en contacto con la realidad. No me miento a mí mismo. No tengo delirios. Me doy cuenta completamente de mis habilidades y continúo [mi carrera] porque puedo”.

Golovkin y Murata inicialmente estaban programados para pelear el 29 de diciembre en Saitama. Su partido de unificación del campeonato se pospuso tres meses debido a las restricciones reestructuradas de COVID-19 en Japón.

Si Golovkin gana el sábado por la noche, asegurará su lugar en su tan esperada tercera pelea con su rival Canelo Alvarez el 17 de septiembre en un sitio por determinar.

Álvarez de México (57-1-2, 39 KOs) luego necesitaría vencer al campeón de peso semipesado de la AMB Dmitry Bivol (19-0, 11 KOs) el 7 de mayo en T-Mobile Arena en Las Vegas para hacer realidad Álvarez-Golovkin III. . Si Golovkin y Álvarez ganan sus próximas peleas, Golovkin subiría al límite de las 168 libras para pelear por los títulos súper medianos de la FIB, la AMB, el CMB y la OMB de Álvarez.

Sus primeras dos peleas de 12 asaltos, un controvertido empate dividido en septiembre de 2017 y una victoria por decisión mayoritaria para Álvarez en septiembre de 2018, se disputaron en el límite de peso mediano de 160 libras.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: