Joseph Diaz involucrado en demanda civil por presunto incidente de sexting no solicitado

Un presunto incidente que involucró a Joseph Diaz Jr. que previamente fue desestimado por las autoridades ahora es objeto de una demanda civil.

El ex campeón de peso ligero junior de la FIB ha sido acusado de intentar seducir o coaccionar a un menor para que participe en actos sexuales mediante el uso del correo o cualquier instalación de comercio interestatal o extranjero, según una demanda presentada el 7 de abril ante el Tribunal de Distrito de EE. Distrito de California. Los reclamos presentados se derivan de un presunto incidente el 3 de septiembre de 2020 o alrededor de esa fecha, donde la presunta víctima, identificada solo como Jane Doe, afirma haber recibido una imagen explícita no solicitada de Díaz mostrando sus genitales cuando solo tenía 17 años en ese momento. Díaz estaba a menos de tres meses de cumplir 28 años en el momento del presunto incidente.

La demandante busca “daños liquidados por un monto de $150,000 como compensación por los daños sufridos por la demandante por la fotografía explícita y no solicitada que le envió la demandada en un intento de tentarla o coaccionarla para que participara en actos sexuales”, como se alega en un diez- página de demanda, una copia de la cual fue obtenida por BoxingScene.com.

Según la denuncia, la presunta víctima afirma haber recibido un mensaje de Díaz el 3 de septiembre a través de la aplicación de redes sociales SnapChat. La denunciante, que es la hermana menor de una mujer que solía salir con el boxeador, no recibió el mensaje hasta la mañana siguiente, “porque sus padres tenían rutinariamente los teléfonos celulares de los niños menores en la casa todas las noches”, según explicó Rajan O. Dhungana, abogado principal de la Sra. Doe.

Luego, el denunciante afirma que solo deslizó parcialmente el mensaje antes de abrirlo, para no permitir que desaparezca de inmediato, una característica común de SnapChat. Según la denuncia, la presunta víctima afirmó haber estado “conmocionada y molesta” por el mensaje, momento en el que le mostró a su madre que usó otro teléfono para tomar una foto del “material sexualmente gráfico” como prueba del incidente.

Luego, el asunto fue llevado a la atención del padre del demandante, quien a su vez se comunicó con el padre de Díaz para informarle sobre el incidente en cuestión. Según la denuncia, el padre de Díaz confirmó que el boxeador efectivamente envió la imagen, aunque por error al citar el exceso de alcohol como la causa del percance.

Por razones que aún no se explican en la denuncia, el demandante esperó un poco más de un año antes de acudir al Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) en busca de cargos penales. Se presentó un informe policial “el 20 de septiembre de 2021 o alrededor de esa fecha”, y un detective asignado al caso se comunicó con el padre del demandante más de dos meses después “el 30 de noviembre de 2021 o alrededor de esa fecha. Durante la conversación, se explicó que un caso separado La entrevista con Díaz reveló que el boxeador afirmó que “su novia accedió a su cuenta de Snapchat y le envió la fotografía al demandante”.

La investigación concluyó poco después sin que se presentaran cargos. La denuncia actual alega que las autoridades cuestionaron por qué el demandante trató de presentar tales cargos siendo que el “Sr. Díaz parecía un buen chico”.

El asunto no le cayó bien al demandante no identificado, quien obtuvo pruebas en busca de justicia a través de un tribunal civil. La demanda se presentó de conformidad con 18 USC § 2255(b) sobre la base de que el presunto incidente está dentro del plazo de prescripción ya que se encuentra “dentro de los 10 años de la violación y la lesión, y dentro de los 10 años de que el Demandante cumplió 18 años de edad .”

Díaz tiene hasta el 29 de abril—21 días a partir del 8 de abril, cuando se emitió la citación (aunque Díaz estaba en San Antonio en ese momento)—para responder formalmente a la denuncia. Según los registros judiciales, aún no se ha asignado un abogado defensor al caso en nombre del boxeador.

La demanda se produce cuando Díaz (32-2-1, 15KOs) contempla un posible regreso al ring en junio o julio, según Golden Boy Promotions en una conversación previa con BoxingScene.com anterior y no relacionada con este asunto. El zurdo de 29 años de South El Monte, California peleó por última vez en una competitiva pero clara derrota por decisión unánime ante el campeón de peso ligero del CMB Devin Haney (27-0, 15KOs) el 4 de diciembre pasado en el MGM Grand Garden Arena en Las Vegas.

La derrota ante Haney puso fin a una racha invicta de siete peleas que incluyó la victoria por decisión unánime en doce asaltos de Díaz sobre Tevin Farmer en enero de 2020 para reclamar el título de peso ligero junior de la FIB. La pandemia atrofió sus planes para defender el cinturón en 2020, regresando en febrero pasado solo para perder el peso y perder el cinturón en la báscula antes de su empate por decisión mayoritaria de doce asaltos con el invicto retador obligatorio Shavkatdzhon Rakhimov.

TRVLR

Díaz se recuperó con una victoria por decisión unánime en doce asaltos sobre Javier Fortuna el 9 de julio pasado en su región natal de Los Ángeles. Díaz aceptó la pelea en lugar de Ryan García (22-0, 18KOs), con quien se suponía que pelearía el 27 de noviembre pasado. García se retiró de la pelea de Fortuna citando un reinicio de salud mental necesario. Luego se vio obligado a retirarse de la pelea con Díaz debido a una lesión en la mano / muñeca que requirió cirugía, y Díaz se enfrentó a Haney.

Díaz estuvo en primera fila para el célebre regreso al ring de García el pasado sábado en el Alamodome de San Antonio. García superó por puntos a Emmanuel Tagoe de Ghana (32-2, 15KOs) en doce asaltos, aunque hubo poca discusión sobre un oponente para su próxima pelea, contra Díaz o de otra manera.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: