¿Qué sigue en el camino para Errol Spence Jr. tras aplastar a Yordenis Ugás?

DALLAS – Todo el mundo del boxeo sabe qué sigue para Errol Spence Jr. después de su contundente victoria por nocaut técnico sobre Yordenis Ugás, el sábado por la noche en el estadio de los Dallas Cowboys.

En realidad, todos conocen lo que debería seguir y sólo falta que las empresas de Spence Jr. y Terence Crawford lleguen a un arreglo para montar este mismo año tan esperado combate cuyo ganador será el campeón absoluto de peso welter.

“Todos saben que yo quiero que Terence Crawford sea mi próximo rival”, afirmó Spence Jr., parado en medio del cuadrilátero de la gigantesca arena de boxeo en que se convirtió el AT&T Stadium, ante la algarabía de la mayoría de los 39,946 aficionados que pagaron boleto para ingresar a la función. “Es lo que todos queremos. Terence, voy en busca de ese cinturón”.

Spence Jr. tardó poco en acomodarse sobre el ring después de más de ocho meses sin boxear debido a la lesión de desprendimiento de retina que sufrió en un ojo cuando se preparaba para enfrentar a Manny Pacquiao en agosto del 2020.

Al final, derrotó de manera categórica al cubano. Más importante, enseñó que seguía siendo ese boxeador contundente que había ganado por nocaut 21 de sus 27 peleas anteriores.

El sábado sumó el triunfo 28, 22 antes del límite del combate, para defender con éxito sus títulos de las 147 libras del Consejo Mundial de Boxeo y de la Federación Internacional, además de sumar el de la Asociación Mundial, que era propiedad de Ugás.

“Guarda mis cinturones calientes. Voy a arrebatártelos más tarde este año”, escribió Crawford, campeón welter de la Organización Mundial de Boxeo, en su cuenta de Twitter.

Spence Jr., de 32 años, respondió al reto de inmediato. En la conferencia de prensa posterior a la pelea dijo que sólo era cosa de que sus empresas pactaran las condiciones contractuales, pero que era inminente el enfrentamiento.

Ese fue el principal problema en años recientes, las promotoras de ambos. Spence Jr. trabaja con la empresa Premier Boxing Championship y Crawford fue parte de Top Rank hasta noviembre pasado.

Crawford (38-0, 29 ko’s), de 34 años, es ahora “agente libre” para negociar con quien más convenga a sus intereses, lo que supone debería facilitar una pelea contra Spence Jr., si es que en realidad al menos de su parte hay ganas y motivación. Su más reciente victoria fue en noviembre pasado sobre Shawn Porter.

Spence Jr. se ha convertido en uno de los boxeadores más taquilleros, al menos en la región donde ha vivido la mayor parte de su vida, Dallas-Fort Worth.

Tres de sus últimas cuatro peleas fueron en la casa de los Cowboys, que recibió 47,525 personas el 16 de marzo del 2019 cuando derrotó a Mikey García, y 16,102 en su triunfo sobre Danny García el 6 de diciembre del 2020, que considerado lleno completo también en ese estadio porque fueron todos los boletos que se pusieron a la venta en el año que comenzó la pandemia.

También en el sistema de Pago Por Evento, Spence Jr. es considerado uno de los boxeadores élite.

“Es muy confiable, al menos 300 mil ventas”, dijo Stephen Espinoza, presidente de Showtime Sports esta semana a la prensa. “Está generando al menos 20 millones (de dólares) cada vez que sale, al menos en el Pago Por Evento”.

Así que está vez parece que el camino lleva al enfrentamiento contra Crawford. Sólo falta ver si en realidad quieren que sea de inmediato o habrá que esperar a que los dos campeones welter de la actualidad paseen frente a otros rivales…

“Ya sólo me falta un cinturón más por conseguir”, dijo Spence Jr. para cerrar su conferencia de prensa.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: