Taniguchi retiene título mundial OMB al noquear a Ishizawa en Japón

El Campeón Mínimo de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), el japonés Masataka Taniguchi, defendió con éxito su corona al noquear en el décimo primer asalto a su compatriota Kai “Micro Tyson” Ishizawa, en el choque estelar de una cartelera que se llevó a cabo este viernes, en el legendario escenario Korakuen Hall, de Tokio, Japón.

El zurdo monarca Taniguchi salió a combatir con mucho cuidado sobre la potente pegada del noqueador Ishizawa, quien había fracasado ayer en cumplir el peso reglamentario en el local de pesaje oficial por exceso de un total de 2.3 kilogramos.

Taniguchi fue capaz de demostrar sus cualidades boxísticas haciendo un boxeo inteligente de conectar sus golpes con más puntería tirando los jabs de la mano derecha con remate de izquierdazos para arriba y abajo de su rival. Durante la pelea, Taniguchi tuvo habilidad en sus artes de boxeo en la defensa, especialmente con sus trabajos de las piernas para los lados para anular el contraataque desesperado de su oponente y para alejarse de la peligrosa pegada en directo de Kai Ishizawa, quien lanzaba salvajes volados, pero, sin llegar a Taniguchi.

A lo largo de los rounds, fue un combate de un solo lado en favor de Taniguchi desde el round inicial hasta el momento en lo que el réferi japones Michiaki Someya detuvo la pelea en el decimoprimer round cuando el bien lastimado Kai Ishizawa se puso indefenso en forma peligrosa sin capaz de hacer nada ante la descarga cerrada de golpes por parte de Masataka Taniguchi, quien se lanzó a somatar a Kai Ishizawa.

A partir del noveno round, Taniguchi comenzó a hacer retroceder a Kai Ishizawa sacudiéndole la humanidad y el rostro de Kai Ishizawa, quien intento hacer un boxeo para adelante en aras de rebatir, pero, no pudo ante la habilidosa técnica defensiva del zurdo monarca mundial, quien lograba descifrar con serenidad y rivalidad el movimiento de Kai Ishizawa, cuya ataque fue esporádico.

El combate fue tan desequilibrado que el campeón siguió golpeando al enemigo más lento y perezoso arriba y abajo todo el camino, hasta terminarlo con sus incesantes combinaciones a los 2:29 minutos del round 11.

De esta manera, Taniguchi retuvo por primera ocasión su título. En el caso de Ishizawa, no tenías opciones de ganar la corona, porque el viernes pesó 110 libras, muy por encima del peso oficial de las 105. Si ganaba, era sólo el combate y la corona quedaría vacante, pero no necesidad de eso, porque Taniguchi hizo mejor las cosas en el ring.

Con esta victoria, Taniguchi elevó su récord a 16-3, con 11 nocauts, mientras que el “Micro Tyson” Ishizawa quedó con 10-2, con 9 nocauts. Sus únicas dos derrotas han sido ante Taniguchi, ante quien había perdido, por puntos, en septiembre del 2019.

El pasado 14 de diciembre, Taniguchi se convirtió en el Campeón Mínimo de la OMB al noquear en el round 11 al puertorriqueño Wilfredo Méndez. Antes había sido campeón mínimo japonés, hizo una defensa de esa corona, y enfrentará a Ishizawa con la intención de confirmarse como el dueño del título mundial.

Con esta victoria, Taniguchi elevó su récord a 16-3, con 11 nocauts, mientras que el “Micro Tyson” Ishizawa quedó con 10-2, con 9 nocauts. Sus únicas dos derrotas han sido ante Taniguchi, ante quien había perdido, por puntos, en septiembre del 2019.

El pasado 14 de diciembre, Taniguchi se convirtió en el Campeón Mínimo de la OMB al noquear en el round 11 al puertorriqueño Wilfredo Méndez. Antes había sido campeón mínimo japonés, hizo una defensa de esa corona, y enfrentará a Ishizawa con la intención de confirmarse como el dueño del título mundial.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: